Descubren arte rupestre en el este del Sahara

Hallaron una cueva cuyas paredes estaban llenas de arte rupestre, del que se cree que tiene entre 6.000 y 7.000 años de antigüedad.

La identificación de arte rupestre que se encuentra en Farafra respalda la idea de que Egipto fundamentó su cultura en las influencias culturales de África y no sólo de la del Cercano Oriente.

En el desierto occidental de Egipto se ha localizado recientemente una cueva en la que sus paredes estaban llenas de arte rupestre, del que se cree que tiene entre 6.000 y 7.000 años de antigüedad. Es decir, que fue dibujado por lo menos 1.000 años antes de la construcción de las pirámides. Son estos dibujos los que refutan el argumento de que los egipcios se basaron en las culturas de África.

El mes pasado el Dr. Giulio Lucarini examinó los dibujos de una jirafa, un bóvido y dos barcos, además de la silueta de una mano. Al parecer, los grabados fueron descubiertos en el 2010, pero el inicio de la revolución en Egipto impidió que fueran investigados.

Lucarini es un experto en la transición del forraje a la agricultura en el norte de África. Es, junto con la profesora Barbara Barich, co-director de un proyecto llamado “La Misión Arqueológica en el Oasis de Farafra”, que ha estado estudiando la arqueología de esta zona desde finales de 1980.

El sitio donde se han identificado las imágenes, que están pintadas en la superficie con tiza blanca, está situado a 600 km al suroeste de El Cairo y a 50 km del camino pavimentado más cercano en Farafra.

Boats Arch, como se ha apodado al sitio en referencia a su localización superficial clave, está a 3 km de la Cueva Wadi el Obeiyid, que fueron examinados por primera vez por Barich. El arte de Wadi el Obeiyid cuenta con representaciones de barcos y animales grabados, así como galerías de símbolos pintados a mano. “Lo que es realmente emocionante es que estos dibujos se encuentran entre los testimonios artísticos más tempranos de la gente que vivía en Farafra y posiblemente en todo el Sahara Oriental“, dijo Lucarini.

Para el científico la ubicación de los sitios es otro punto importante: “Las representaciones de barcos en el Desierto Occidental de Egipto son raros en comparación con aquellos en el desierto del este,  una región que une el valle del Nilo con el mar Rojo.  Podrían haber sido creadas por personas que se movían a través de distancias muy largas y podría haber visitado el mar o el valle del Nilo. En los sitios de investigación que hemos estado no hemos encontrado ningún resto de fauna pertenecientes a la jirafa así, como las imágenes de los barcos, el dibujo de la jirafa no puede representar un elemento local, sino algo que se ve en otro lugar y considerado exótico”, explicó Lucarini.

En los últimos años Lucarini y su equipo han estado estudiando los restos del pueblo de Sheikh el Obeiyid. Estructuras de losa en círculos de piedra fueron una vez los cimientos de chozas hechas con pieles animales y vegetación. También han hallado túmulos que contienen estructuras de corredores que parecían haber tenido una función religioso o simbólica.

Lucarini tiene interés en desarrollar programas de capacitación de antigüedades egipcias en las que profesores y niños puedan compartir la investigación con el equipo, siendo esto una forma de subrayar la importancia de preservar el patrimonio cultural; muy vulnerable en la actualidad.

Fuente: http://redhistoria.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Claves: arte, rupestre, sahara
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|22:59
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|22:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016