Detuvieron a un joven acusado de violar y quemar a una niña

El caso se inició cuando el ahora detenido,atropelló con su auto a la niña de 11 años y se ofreció a trasladarla al hospital. Sin embargo, el imputado terminó llevando a la menor a un descampado de la provincia de Buenos Aires, donde abusó sexualmente de ella y luego la quemó, tras rociarla con querosén.

Un joven de 27 años fue detenido por la Policía acusado de violar y prenderle fuego a una niña de 11 años, a la que luego dejó abandonada tras creerla muerta, en un hecho ocurrido en la localidad bonaerense de General Dorrego.

De acuerdo con la investigación policial, el caso se inició cuando el ahora detenido, de ocupación plomero, atropelló con su auto a la niña e inmediatamente se ofreció a trasladarla al hospital.

No obstante, el imputado terminó llevando a la menor a un descampado, donde abusó sexualmente de ella y luego la quemó, tras rociarla con querosén.

Tras la agresión, la niña fue trasladada unos 600 kilómetros, por la gravedad de su cuadro, hasta un hospital de la ciudad de Buenos Aires.

Según indicaron voceros policiales, todo comenzó ayer, cerca de las 18:00, cuando la menor, hija de un matrimonio de docentes, circulaba en bicicleta por la ruta 72 rumbo al Club Independiente de Coronel Dorrego.

En ese momento, la pequeña fue embestida por un automóvil de color naranja y sufrió un traumatismo leve, de acuerdo con lo indicado por las fuentes policiales consultadas.

Enseguida, el conductor se ofreció a trasladarla al hospital local, pero lejos de llevarla a ese destino, fue hasta un descampado situado a 12 kilómetros del cruce entre las ruta 72 y 3, donde la ultrajó.

Una vez cometida la violación, el atacante roció a la niña con un combustible y la prendió fuego, añadieron las fuentes. Al parecer, al creer muerta a la menor, el violador la abandonó en ese lugar.

Sin embargo, la nena fue hallada viva -aunque en grave estado- por un grupo de vecinos.

Enseguida, fue llevada al hospital local, donde se determinó que fuera trasladada al Hospital Pediátrico Garrahan, de la Capital Federal. Según los médicos de ese centro asistencial, la niña sufrió "desgarro vaginal y quemaduras en el 60 por ciento del cuerpo".   

Pese a su grave estado, la niña pudo relatar a los investigadores que el atacante era un hombre joven, de ojos claros y alto, además de describir el color del auto que utilizaba.

Con los datos obtenidos, los policías de la DDI y la Policía Comunal local llegaron a determinar que podía tratarse de un plomero que cumplía tareas en Monte Hermoso y que pasaba habitualmente por el lugar en el que se produjo el hecho.

Es así que llegaron a la casa del plomero, en Mitre al 2000, de Coronel Dorrego, y tras comprobar que se encontraba estacionado un Renaul  2 de color anaranjado, similar al descripto por la niña, procedieron a la detención del dueño de casa.

 
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 03:00
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 03:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial