Cómo nacen los misteriosos círculos de Namibia

Una nueva explicación a los "anillos de hadas", unas extrañas calvas que aparecen de forma regular en los pastizales africanos.

En las regiones de pastizales del sudoeste de África, el paisaje está cuajado de unas extrañas «calvas» circulares rodeadas de una exuberante vegetación. Hay miles de ellas. Algunas miden solo unos metros y otras alcanzan los 20 de diámetro. Reciben el nombre popular de "anillos de hadas" y su mera existencia resulta una invitación abierta a la especulación: ¿quién ha creado estas enigmáticas estructuras? «Aunque los científicos han estado tratando de responder a esta pregunta desde hace décadas su misterio sigue sin resolverse -afirma Stephan Getzin, del Centro Helmholtz de Investigación Medioambiental (UFZ) en Leipzig (Alemania)-, porque hasta ahora nadie ha sido capaz de observar realmente, in situ, la génesis de un círculo de hadas». Getzin y su equipo han realizado un análisis detallado de la distribución espacial de los círculos y ha descubierto un patrón de distribución marcadamente regular, lo que, a su juicio, se debe a la competencia por el agua entre la vegetación, según informan en la revista científica Ecography

Hasta ahora, se han expuesto varias teorías sobre la formación de los círculos, la más popular de las cuales plantea la hipótesis de que estas manchas misteriosas son el trabajo de las termitas. Esta era la idea de un equipo de la Universidad de Hamburgo, que proponía que unas termitas de arena llamadas Psammotermes se alimentaban de las raíces de los pastos, causando la muerte de la vegetación y creando el círculo. El estudio incluso fue publicado por la prestigiosa revista Science.

Otros investigadores han culpado a los hidrocarburos que emanan de las profundidades de la tierra y un tercer grupo cree que la causa es el crecimiento autorregulado de la hierba provoca este patrón espacial, ya que es notable que la aparición de anillos de hadas parece estar restringida a zonas particularmente áridas. Aquí existe una intensa competencia por los recursos, el agua, entre la vegetación existente. Si la competencia es demasiado fuerte y los recursos disponibles de humedad del suelo demasiado escasos, esto podría conducir a la aparición de calvas con la formación de un exuberante anillo periférico de hierba.

Distribución regular y homogénea

Junto con colegas de Göttingen (Alemania), Italia e Israel, Stephan Getzin ha investigado cuál de estas tres hipótesis es más razonable. Para ello, ha analizado la ubicación exacta y la distribución espacial de anillos de hadas en imágenes aéreas de regiones del noroeste de Namibia. ¿Están dispuestos y colocados simplemente por casualidad, al igual que unas monedas que hayan sido arrojadas al suelo por accidente? ¿Hay signos o patrones distinguibles de agrupamiento en ciertos lugares ? ¿O es que estos parches quizás necesiten mantener una distancia mínima con sus respectivos vecinos?

Con la ayuda de la metodología estadística, los investigadores se dieron cuenta de que los círculos se distribuyen de una forma sorprendentemente regular y homogénea, incluso a través de grandes áreas espaciales, algo bastante inusual en la naturaleza. En opinión de Getzin, esto desacredita la teoría de las termitas. «No hay, hasta ahora, ni una sola evidencia que demuestre que los insectos sociales son capaces de crear estructuras distribuidas de forma homogénea, a una escala tan grande», dice. Por el contrario, todos los estudios realizados sobre hormigas y termitas en territorios áridos atestiguan la aparición de patrones de distribución irregular, agrupados en grandes escalas. Y, según el equipo de investigación, es poco probable que las emisiones de los gases subterráneos creen semejante distribución.

Lo que permanece como la causa probable es la competencia local entre las plantas y la vegetación por los recursos, que sí parece capaz de crear círculos homogéneamente dispersos. Los investigadores simularon la competencia bajo el suelo por el agua y los resultantes patrones de distribución espacial de la vegetación. En efecto, patrones muy similares a los que se observan en Namibia surgieron en la pantalla. Las características de los círculos de hadas simulados y reales resultaron ser notablemente congruentes y casi idénticas.

Para los investigadores, esto representa una evidencia convincente de que los enigmáticos parches pueden ser el resultado de un crecimiento autoorganizado de la hierba. «Consideramos esta explicación como la más convincente en la actualidad», afirma.

Fuente: http://www.abc.es/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|06:11
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|06:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016