Organismos terrestres sobreviven en condiciones marcianas

Una nueva investigación sugiere que los metanógenos –unos de los organismos más simples y antiguos de la Tierra– podrían sobrevivir en Marte.

Los metanógenos, microorganismos en el dominio Archaea, usan hidrógeno como su fuente de energía y dióxido de carbono como fuente de carbono para metabolizar y producir metano, también conocido como gas natural. Los metanógenos viven en pantanos y marismas, pero también se pueden encontrar en el intestino de las vacas, termitas y otros herbívoros, así como en materia muerta y en descomposición.

Los metanógenos son anaeróbicos, por lo que no necesitan oxígeno. Tampoco necesitan nutrientes orgánicos y no son fotosintéticos, lo que indica que podrían existir en ambientes subterráneos y, por tanto, son candidatos ideales para la vida en Marte.

Rebecca Mickol, estudiante de doctorado de ciencias espaciales y planetarias de la Universidad de Arkansas, sometió a dos especies de metanógenos a las condiciones marcianas: Metanotermobacter wolfeii y Metanobacterium formicicum. Ambas especies sobrevivieron a los ciclos marcianos de congelación-descongelación, que Mickol replicó en sus experimentos.

En el experimento se probó la capacidad de las especies de soportar los ciclos marcianos de congelación-descongelación, que están por debajo de las temperaturas ideales de crecimiento de los organismos: 37 grados Celsius para M. formicicum y 55 grados Celsius para M. wolfeii.

“La temperatura de la superficie de Marte es muy variable, a menudo oscila entre menos 90 grados Celsius y 27 grados Celsius en un día marciano”, dijo Mickol. “Si existiera vida en Marte en este momento, por lo menos tendría que sobrevivir en ese rango de temperaturas. La supervivencia de estas dos especies metanógenas expuestas a ciclos de congelación/descongelación a largo plazo sugiere que potencialmente los metanógenos podrían habitar en el subsuelo de Marte”.

Mickol realizó el estudio con Timothy Kral, profesor de ciencias biológicas del Centro de Arkansas para las Ciencias Espaciales y Planetarias y científico principal del proyecto. Presentará su trabajo en la Junta General de la Sociedad Americana de Microbiología, que se celebrará del 17 al 20 mayo en Boston.

Se seleccionaron las dos especies porque una es una hipertermófila, es decir, que prospera en temperaturas extremadamente calientes, y la otra es termófila, es decir, que prospera en temperaturas cálidas.

“La baja temperatura en Marte inhibió su crecimiento, pero sobrevivieron”, dijo Mickol. “Una vez que estuvieron nuevamente en una temperatura cálida, nuevamente fueron capaces de crecer y de metabolizar. Quería ver si estas temperaturas frías los matarían, o si eran capaces de sobrevivir y adaptarse”.

Desde la década de 1990, Kral ha estado estudiando los metanógenos y ha examinando su capacidad de sobrevivir en Marte. En 2004 los científicos descubrieron la existencia de metano en la atmósfera marciana, y de inmediato la pregunta sobre su origen cobró importancia. Kral añadió que los metanógenos son una posible respuesta al origen del metano en Marte.

Fuente: http://cienciaaldia.com/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:01
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016