Corredores de largas distancias tienen menos esperanza de vida

Investigaciones alertan sobre las personas que no hacen nada de ejercicio como los que realizan largas distancias y su esperanza de vida.

Los beneficios que aporta el running a nuestra salud son ampliamente difundidos a diario por los diferentes medios de comunicación. Sin embargo, una serie de investigaciones recientes publicadas por HealthDay alertan de que tanto las personas que no hacen nada de ejercicio como los que realizan largas distancias tienden a tener una esperanza de vida más corta que la de aquéllos que corren de forma moderada.

"Nuestro estudio no encontró ninguna diferencia que pudiera explicar la disparidad en la longevidad", afirma el Dr. Martin Matsumura,

Matsumura y sus colaboradores evaluaron los datos de más de 3.800 hombres y mujeres que eran corredores, con un promedio de edad de 46 años, que participaban en el Masters Running Study, una investigación realizada en línea sobre el entrenamiento y la información sobre la salud de corredores de más de 35 años de edad.

Casi el 70% de los mismos declararon que corrían más de 20 millas (unos 32 km) a la semana, además de proporcionar información sobre el uso que hacían de los analgésicos llamados AINE (antiinflamatorios no esteroides, como el ibuprofeno y el naproxeno), que se han relacionado con problemas cardíacos, además de la aspirina, conocida como protectora cardíaca.

 

Los corredores también informaron sobre los factores de riesgo cardíaco conocidos, como la hipertensión, el colesterol alto, la diabetes, antecedentes familiares de enfermedades cardíacas y sus historiales como fumadores.

 

 

La cantidad adecuada de kilómetros a correr

Aunque los factores de riesgo de las enfermedades cardíacas no pudieron explicar que la longevidad fuera más baja, sí que parece que hay potenciales efectos perjudiciales que reducen la esperanza de vida si se corre tanto, reconoce el Dr. James O'Keefe, director de cardiología preventiva en el Instituto del Corazón.

 

O'Keefe, que revisó los hallazgos, cree que quizá sólo haya un "desgaste demasiado grande" en los cuerpos de los corredores de largas distancias. Ha investigado el problema y es un defensor de correr de forma moderada para obtener los mejores beneficios para nuestra salud. El ejercicio extremo crónico, dijo O'Keefe, podría inducir a una "remodelación" del corazón que acabaría con algunos de los beneficios que reporta la actividad moderada.

Según O'Keefe, la "cantidad perfecta" de correr al trote para que sea beneficioso para la salud es un paso entre lento y moderado, aproximadamente 2 ó 3 veces a la semana, para un total de entre 1 y 2,5 horas.

"Si quieren correr un maratón", afirma, "corran uno y táchenlo de su lista de deseos". Pero, como regla general, O'Keefe aconseja a los corredores que eviten el ejercicio extenuante durante más de una hora cada vez.

 

Fuente: Run and Walk Net

Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 01:39
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 01:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"