El cine pronosticó futuros que no fueron

En las pellículas de cine solemos ver qué pasará dentro de alguno o varios años, son ilusiones que los directores y productores de cine imaginan y escriben para sus guiones cinematográficos. La gente a veces cree demasiado lo que esa ficción cuenta.

El cine es la inspiración a las grandes mentes de la ciencia y la tecnología a la hora de establecer el siguiente paso en la evolución tecnológica en la Tierra (y a veces fuera de ella). Esto no es nuevo, ya que si uno echa un vistazo a novelas como Viaje a la Luna o 20.000 leguas de viaje submarino se da cuenta de que mentes como las de Julio Verne inspiraron ya en su época a los pioneros del viaje espacial y submarino.

Un ejemplo mucho más moderno se puede ver en la película Minority Report en la que Tom Cruise manejaba una intefaz tridimensional con sus propias manos. Evidentemente al poco tiempo salió algún que otro prototipo de intefaz similar a esa, y es más que posible que con el tiempo sea la única a la hora de comunicarnos con una máquina.

Pero el cine no siempre acierta, como es lógico. Además, siempre vende más una exageración del futuro que algo más cercano a nuestro presente. Imaginad a Deckard en un Peugeot 206, una visión perturbadora ¿verdad?. Así que hemos querido reunir aquí siete ejemplos de futuros mostrados en el cine pero que actualmente pertenecen al pasado, y que echando la vista atrás nos damos cuenta de que no acertaron mucho con su visión. Seguro que nos hemos dejado muchos más en el tintero así os dejamos los comentarios para que nos digáis otros futuros del cine que no llegaron a cumplirse.


7. Curso 1999 (1990): Imaginad el clásico instituto americano con sus problemas cotidianos. Ahora introducir los factores “armas de fuego” y “alumnos cabreados”. ¿Qué solución puede aportar la tecnología ante el inminente problema? Pues profesores ciborg que eduquen a los problemáticos alumnos, recurriendo a la fuerza si es necesario. Evidentemente, hoy en día, las máquinas no han alcanzado la capacidad de educar y castigar a los pupilos más tocahuevos, pero seguro que más de un director de instituto optaría por la opción de un Robocop en cada clase.



6. 1997: Rescate en Nueva York (1981): Una de las mejores películas de John Carpenter que mostraba un Manhattan transformado en prisión para los seres más deleznables del país. Seguro que si en la actualidad buscamos bien, encontraremos suburbios en alguna gran ciudad que tristemente se parezcan a esa ciudad abandonada a su suerte. Sólo esperemos que el mundo no se vaya al garete de tal forma que medidas como las tomadas en esta película se hagan realidad.



5. 1984 (1984): ¿Qué decir de 1984? Novela de obligada lectura que dió origen a la visión Orwelliana del futuro. Un futuro en el que George Orwell nos muestra una sociedad en el que el individuo es negado en favor de una sociedad totalitaria y censuradora del presente y el pasado. Actualmente hay gente que piensa que nuestro futuro no se diferencia mucho del mostrado en esta película, otros incluso piensan que ya vivimos en él pero que no se nos permite darnos cuenta. ¿Qué pensáis? ¿El Gran Hermano nos está vigilando ahora mismo?



4. Brazil (1985): Obra del excéptico ex-Monty Python Terry Gilliam y que comparte gran parte de su visión de futuro con 1984. Aunque la afronta con mucho más humor que la novela de Orwell. Ambientada, tal como se indica al inicio de la cinta, en algún momento del siglo 20, Brazil hace más incapié en la frialdad de la burocracia y sus mecanismos, aunque evidentemente lo hace a través de exageraciones propias de Gilliam. Sólo contemplad el siguiente fragmento de la película y decidme si me equivoco.



3. Días extraños (1995): De la lista, esta es la película que más se acerca a la realidad; si no fuera porque está ambientada a finales de 1999 y la “droga” sobre la que se centra gran parte de la trama hoy en día es inviable. Habrá que ver si los próximos avances de la neurociencia permiten a ser humano abstraerse de su propio cuerpo para introducirse en el de otro. Creo que mucha gente pagaría millones por ello.


2. Blade Runner (1982): Vale, ya sé que el año 2019 aún queda algo lejano, pero mucho tiene que avanzar la tecnología y la especulación inmobiliaria para que las grandes ciudades del planeta se parezcan al Los Angeles que nos mostró Ridley Scott en esta obra maestra de la ciencia ficción. No hablaré más de esta película, si no la habéis visto, estáis tardando. Aquí os dejo un pequeño videoclip con la magnífica música de Vangelis.



1. 2001: Una Odisea en el Espacio (1968): Según Stanley Kubrick, siguiendo los pasos marcados por Arthur C. Clarke, en el año 2001 el hombre debería ver el viaje espacial como algo casi rutinario, como viajar en avión. Además, la inteligencia artificial debería haber alcanzado unos niveles francamente temibles, que en su día hicieron ver a HAL 9000 como el estandarte de la amenaza de la máquina sobre el hombre. Echando la vista atrás, el año 2001 será siempre recordado pero por un suceso demasiado triste y muy alejado de la ciencia ficción.

Fuente zona fandom

Opiniones (0)
25 de noviembre de 2017 | 05:17
1
ERROR
25 de noviembre de 2017 | 05:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia