Goulash: ¡Cremoso y muy rico!

Este estofado es ideal para días de frío, se hace rápido y a todos les encanta.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Se acerca el invierno. Y qué mejor que la estación más fría del año para disfrutar con todos los sentidos de esas ollas humeantes que nos recuerdan a la comida de las abuelas… Te enseñamos a preparar un plato especiado, muy popular en la cocina húngara así como en los países vecinos de Europa central. Es sencillo, riquísimo y podés servirlo en compañía de arroz, fideos o lo que más te guste. ¡Manos a la obra!


- 1 kg de nalga
-2 cebollas grandes
-100 gr de manteca
-1 ½ cda. de pimentón
-½ cucharada de páprika
-2 tazas de agua caliente
-perejil picado a gusto
-1 cubito de caldo de verduras
-1 hoja de laurel
-250 cc de crema de leche



Para preparar el goulash se corta la carne en cubitos de 2 cm aproximadamente. Se cortan las cebollas en brunoise (cubitos bien chiquitos) y se cocinan en una cacerola con un poco de sal, la manteca y un chorrito de aceite (lo del aceite es para evitar que la manteca se queme, ¡anotalo!) a fuego bajo y revolviendo de vez en cuando hasta que la cebolla luzca tierna y transparente, lo que en nuestro vocabulario técnico, llamamos rehogado.


Una vez lista la cebolla, se sube el fuego al máximo y se van agregando de a poco los cubos de carne en la cacerola, hasta que estén dorados.


Luego, se añade el pimentón y el laurel (no te olvides que a quien le toque el laurel, ¡lava los platos sucios!, así que procurá retirarlo antes de servir el goulash, o al menos ¡asegurate que no te toque a vos!) Se mezcla todo bien, se tapa la cacerola, se baja el fuego al mínimo y se cocina durante 10 minutos.



Transcurrido ese tiempo, se agregan las tazas de agua, el caldito desmenuzado y se deja cocinar a fuego bajo y destapado,  hasta que espese.


Cuando el juguito haya tomado consistencia de salsa, se incorpora la crema de leche, la páprika, se mezcla y se calienta bien. Se lleva a la mesa, espolvoreado con perejil picado y el acompañamiento que elijas.





• Te cuento que para preparar estofados, lo ideal es utilizar carnes fibrosas, que en las carnicerías suelen ser las más económicas. Es importante que tengas en cuenta, que cuanto más duro sea el corte de carne que vayas a utilizar, mayor tiempo de cocción va a requerir y también su rendimiento va a ser menor.

• El tradicional goulash, se sirve acompañado de una pasta pequeña, entre ñoqui y fideo, llamada spatzle. Preferí no agregarla a esta receta porque su elaboración es un poco compleja, pero te recomiendo utilizar en reemplazo para acompañar este estofado, un rico arroz blanco o unos fideos para guiso con un toque de queso parmesano.

• Es muy importante que cuando vayas a realizar un estofado para muchas personas, agregues los trocitos de carne en tandas y a medida que se van dorando, ir agregando el resto. De este modo, evitamos que la carne hierva y logramos que quede doradita y sabrosa.

• La páprika es un pimentón picante (y un poquito ahumado), que se consigue en algunos supermercados grandes o en las dietéticas del mercado central. Es la clave de esta receta ¡y es riquísima!

• Nunca, pero nunca incorpores la páprika al principio de la preparación porque se puede tornar muuuuy picante. Lo ideal es agregarla justo antes de servir el plato.

CURSO DE COCINA ITALIANA: Hoy de 18:30 a 22

CURSO DE COCINA PARA RECIBIR AMIGOS: Martes 20 de 18:30 a 22

Más info a tatsuweb@gmail.com


¿Te gustaría recibir el newsletter quincenal de Food Lovers? Suscribite aquí:

Nombre
Apellido
E-Mail

Opiniones (3)
25 de septiembre de 2017 | 12:59
4
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 12:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Sí, totalmente de acuerdo. por ahí se puede reforzar con algún jalapeño o habanero freezado bien picadito :)
    3
  2. lanza, otra vez estamos de acuerdo!! Hay que elegir bien la páprika...
    2
  3. Es una delicia pero lo prefiero súper picantoso
    1