Lograron producir un material que se autorregenera

Científicas produjeron un plástico que funciona de manera similar a los sistemas orgánicos vivos, "curándose" en caso de sufrir algún daño.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Illinois desarrolló materiales que tienen la capacidad de regenerarse cuando sufren daños. Experiencias anteriores con este tipo de materiales sólo habían tenido éxito cuando se trataba de fisuras muy pequeñas, de medidas microscópicas. Pero la novedad con este nuevo tipo de materiales es que son capaces de “curarse” rellenando grietas y agujeros de considerable tamaño, lo que logran mediante el propio crecimiento del material.

Se trata de un material plástico que funciona de manera similar a los sistemas orgánicos, regenerándose tras sufrir algún daño.

“Hemos demostrado la reparación de materiales sintéticos no vivientes de una manera que es reminiscente de la reparación por nuevo crecimiento que se ve en algunos sistemas vivos”, dijo el profesor de Jeffry S. Moore, uno de los autores del estudio que se publicará en el nuevo número de la revista Science.

Este tipo de materiales con la capacidad de autorepararse regenerándose serían de mucha utilidad en los paragolpes de un automóvil o en piezas que son difíciles de remplazar o reparar, como las que se utilizan en naves aeroespaciales.

Trabajos previos del equipo de investigación sirvieron como base para la obtención de estos materiales, que se lograron mediante el uso de fibras especialmente formuladas, que se desintegran.

Los investigadores estiman que sus avances pueden aplicarse creando materiales con redes de capilares, similares a los sistemas circulatorios biológicos, que permitirían llevar una gran cantidad de agentes de curación, permitiendo así la restauración de grandes zonas dañadas, explicó Nancy Sottos, coautora del estudio, y agregó que este enfoque vascular también permite múltiples restauraciones, en caso de que el material se dañe más de una vez.

Para crear los materiales de regeneración, dos capilares paralelos adyacentes se llenan de productos químicos de regeneración que fluyen cuando se produce el daño. Los dos líquidos se mezclan para formar un gel que se extiende por la brecha causada por el daño, lo que llena las grietas y los agujeros. Luego, el gel se endurece formando un polímero fuerte que restaura la resistencia mecánica del plástico.

Los investigadores pusieron en práctica el sistema de regeneración en las dos clases principales de plásticos utilizados comercialmente, los termoplásticos y los termoestables, a partir de lo cual estiman que pueden producirse a nivel comercial plásticos y polímeros con redes vasculares que contengan agentes regenerativos listos para actuar cada vez que se produzca un daño.

A continuación, una explicación más profunda e imágenes de cómo funcionan estos materiales.

Fuente: http://news.illinois.edu/

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|04:50
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|04:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016