Deportes

El US Open encara la recta final

Termino la primera parte del último Grand Slam de año y hay de todo. Sorpresas y no tanto, argentinos en carrera, y hasta desiluciones.

De que los hay los hay y constituyen otra forma de alimentar el entusiasmo en las grandes citas del deporte. Los "batacazos" pueden dejar boquiabiertos a millones de aficionados, tristes a otros tantos, contentas a las minorías y afligidos a los organizadores del evento, que tal vez preveían al caído en desgracia en la ronda final, cuando no alzando la copa el último día de competencia.

Existen, asimismo, para que las instancias finales no sean una postal a repetirse en todos los certámenes. De otro modo, en el tenis, por caso, los ocho primeros preclasificados serían los protagonistas de los cuartos de final sin excepción.

El US Open no escapa a esta realidad en la presente edición. Son varias las sorpresas que se cuentan ya terminada la primera semana de acción. Tener a dos representantes nacionales en octavos de final no es poca cosa, sobre todo por los pronósticos previos que auguraban un torneo "negro" para la Legión.

Quizá la desilusión más grande se la llevaron los chilenos. No sólo por haber quedado sin representantes bien temprano sino por ver caer a su máxima esperanza en el debut: Fernando González no pudo con el ruso Teimuraz Gabashvili (6-4, 6-1, 3-6, 5-7 y 6-4) y se sumó a sus compatriotas Paul Capdeville y Nicolás Massú entre los eliminados. El del Bombardero de la Reina, séptimo preclasificado, fue el primer resultado que hizo ruido en el torneo.

Algo parecido ocurrió con la caída en primera ronda del chipriota Marcos Baghdatis (18), otro de los grandes favoritos, superado por el bielorruso Max Mirnyi con parciales de 6-3, 7-5, 3-6 y 7-6.

En la misma instancia también hubo sorpresas de segundo orden, como las caídas de Juan Carlos Ferrero (21) ante su compatriota Feliciano López (6-3, 6-4 y 6-4) o la de Benjamín Becker, el alemán que el año pasado "retiró" del tenis en este mismo escenario al gran Andre Agassi, ante el ignoto Philipp Petzschner (2-6, 3-6, 6-4, 6-4 y 6-1).

En segunda ronda hubo para todos los gustos. Desde la resonante victoria de nuestro Agustín Calleri ante el australiano Lleyton Hewitt (16) en cuatro sets (4-6, 6-4, 6-4 y 6-2) a la del alemán Philipp Kohlschreiber sobre el ruso Mikhail Youzhny (11), por 3-6, 6-4, 6-3 y 6-3, pasando por la derrota de otro ruso, Marat Safin, que sorprendió más que nada por la contundencia del resultado (triple 6-3 en contra ante el suizo Stanislas Wawrinka).

Otro protagonista argentino, aunque con distinta suerte, fue Guillermo Cañas (14), quien cayó sin atenuantes ante el coreano Hyung Taik Lee por 7-5, 7-5 y 6-3. Willy era una de las grandes esperanzas de la Legión y así lo reflejaba una encuesta de Infobae.com en los días previos al inicio del último Grand Slam del año, en la que obtenía casi el 60 por ciento de las preferencias ante la pregunta de quién sería el mejor argentino del US Open.

En las últimas noticias inesperadas se repite algún protagonista. Por ejemplo, el coreano Lee, el mismo que dejó en el camino a Cañas, hizo lo propio con el joven británico Andy Murray (19) en tercera ronda, al vencerlo por 6-3, 6-3, 2-6 y 7-5.

Juan Ignacio Chela (20) también se anotó en la lista. Venció por 6-4, 6-7, 2-6, 6-3 y 6-3 a Ivan Ljubicic (12), un rival que lo había superado en los seis enfrentamientos previos registrados entre ambos.

La más reciente es la de Ernesto Gulbis, de Letonia, que le dio una verdadera paliza a un top ten, el español Tommy Robredo (8), por 6-1, 6-3 y 6-2.

Se esperan otras en los próximos días. Por ahora, el suizo Roger Federer, el español Rafael Nadal y el serbio Novak Djokovic, los principales candidatos, apenas han pasado algún que otro susto.
En Imágenes