Deportes

Limpieza en el Barça: confirmaron la salida de Ronaldinho, Deco y Eto'o

Guardiola, flamante entrenador del Barcelona se hizo cargo hoy del plantel y anunció que no tendrá en cuenta a varias de las máximas figuras del equipo.

El Barcelona asistió hoy al comienzo de un nuevo sueño con la presentación del español Josep Guardiola como su nuevo entrenador, quien apenas tardó unos minutos en dar su primer golpe de mando al anunciar que no cuenta con Ronaldinho, Samuel Eto’o y Deco.

"No tengo ningún miedo", proclamó el técnico con una firmeza que sonó a reivindicación. "Planificamos la plantilla sin ellos", informó DPA.

Guardiola ejerció sus funciones desde el primer día y dio carácter oficial a algo que parecía un secreto a voces desde hace semanas. El brasileño Ronaldinho, el camerunés Eto’o y el portugués Deco, tres pesos pesados de los mejores tiempos de su antecesor, el holandés Frank Rijkaard, han acabado sus días en Barcelona.

"Si estuvieran a su nivel estarían con nosotros", dijo el entrenador, que no escondió "el deterioro de la situación" que vivían en Barcelona los jugadores, sobre todo el "crack" brasileño, tras dos temporadas de disensiones internas y fuertes críticas a su juego.

"Si sintiera que él quiere, que siente que puede volver a ser el jugador que fue, quizá se podría plantear. Pero las circunstancias son las que son", zanjó. "Yo quiero un vestuario fuerte".

En un acto multitudinario que contó con la presencia de decenas de periodistas y con la junta directiva del Barcelona casi al completo, el club demostró que está ávido de comenzar una nueva etapa que rompa con el negro pasado reciente.

Joan Laporta, el criticado presidente del Barcelona, procedió a la presentación de su nueva apuesta, una baza de la casa en su lucha por evitar la moción de censura que pesa sobre él. Se escuchó por primera vez la palabra "ilusión", el vocablo más repetido en toda la comparecencia.

A falta de experiencia como técnico de elite, Laporta glosó el largo historial como jugador de Guardiola, cerebro del recordado "dream team" azulgrana bajo el mando de Johan Cruyff. "Guardiola es un hombre con muchas condiciones, mentalidad ganadora y capacidad de trabajo".

Después le correspondió a Txiki Beguiristain, el secretario técnico, explicar los motivos de la contratación de un entrenador al que sólo le avala su trabajo de un año como técnico del equipo filial, al que acaba de ascender a la Segunda División B (la tercera categoría del fútbol español).

"Estoy muy tranquilo con la decisión porque Guardiola me genera mucha confianza. Durante su labor en el segundo equipo nos dio la sensación de que trabaja como grupo. Su nombre estaba decidido desde hace tiempo", manifestó Beguiristain, que también se juega mucho con una elección tan arriesgada.

Y, finalmente, habló Guardiola. No tenía nada preparado, pero ofreció un discurso de corrido, sin pausas, bien estructurado, demostrando que tiene el don de la palabra.

"Estar aquí es un motivo grande de satisfacción, como grande es también la responsabilidad que ahora me toca. Pero siento que no les fallaré", aseguró dirigiéndose a sus directivos en catalán.

"Creo mucho en el trabajo, el talento y el esfuerzo. Siento que los inicios serán duros. Es un reto muy complicado, pero también muy gratificante. Me gustaría prometer títulos, pero es algo que no puedo hacer. Pero sí prometo una filosofía muy definida. El gran reto es que mi idea nos lleve al éxito", resumió.

Guardiola sólo torció el gesto levemente cuando le hablaron de su falta de experiencia, y más cuando accede al mando de la nave en un momento muy delicado, tras dos años sin títulos. "No tengo experiencia porque tengo 37 años. Siento que estoy preparado; de otra manera no hubiera aceptado", replicó.

Poco tiempo tiene para plasmar su ideario en el campo. El Barcelona jugará el 12 o 13 de agosto la ida de la previa de la Liga de Campeones, máxima competición europea. Será el estreno más exigente para un ilusionadísimo Guardiola.
En Imágenes