Imperdible: la misteriosa historia del Delorean

Sabías que el creador del Delorean estuvo en bancarrota y fue vicepresidente de una reconocida automotriz? Conocé la historia completa del auto, sus particularidades y los secretos de un auto paradigmático.

Seguramente cualquier persona reconozca el Delorean por haber sido el auto que condujera un tal “Marty McFly” en la famosa saga Volver al Futuro, protagonizada por Michael Fox a mediados de los 80, pero muy pocos deber ser los que conocen la misteriosa historia de este auto y de su constructor.

John Zachary Delorean nació en Detroit, su padre era un viejo trabajador de la Ford, lo que explicaba su pasión por los autos. Después de estudiar ingeniería ingreso a trabajar a la fabrica de Packard en 1950 y debido a su gran capacidad y talento lo contrató la poderosa General Motors donde desempeñó un gran trabajo, a tal punto que se convirtió en el Vicepresidente de la Compañía, quedando como firme candidato a transformarse en el presidente más joven de toda la historia de GM.

Su éxito en la empresa se debió entre otras cosas, a la creación del Pontiac GTO en 1964, momentos en que los modelos Pontiac no lograban satisfacer el gusto de los americanos, quienes se volcaban hacia los conocidos Mustang y Camaro, de las marcas rivales.

Debido al gran auge que tuvo el Pontiac GTO, John Delorean fue el gran candidato a convertirse en el hombre más importante de General Motors. Pero si bien a Jhon la propuesta lo sedujo, su gran sueño era construir su propio auto, esto lo llevó a renunciar a GM en 1974 y decidio dedicarse por completo a instalar su fábrica para construir el Delorean.

Finalmente gracias a un crédito millonario del gobierno británico, la Delorean Motor Company (DMC) se instaló por cuestiones fiscales en Dummurry (Irlanda del Norte). En aquella fabrica trabajaban 2.600 personas y para montarla se necesitó una inversión de alrededor de 175 millones de dólares. Su socio en este proyecto fue nada menos que Colin Chapman, dueño del equipo de Lotus de F1 y para hacerlo realidad su auto, acudió al reconocido diseñador italiano Giorgetto Giugiaro, lo que demostraba que el proyecto era realmente serio.

El Delorean se fabricó tan solo tres años (1981.1982,1983) y la causa de su fracaso se debió a diversas razones: la recesión que se abatió en la época, la implementación de un elevado impuesto decretado por el gobierno británico, DMC se instaló en Irlanda del Norte por cuestiones fiscales, pero más tarde el gobierno no le procuró las exenciones que se le habían prometido, la producción del vehículo se retrasó por problemas técnicos, eso significó años de potenciales beneficios perdidos, se vendieron menos unidades de las esperadas, se estimó una demanda de 10.000 unidades anuales, pero sólo se vendieron 6.000 y sobre todo por algunas maniobras tramposas de sus rivales, logrando que Jhon y Colin terminaran envueltos en un escándalo de drogas y lavado de dinero.

La historia cuenta que ante la necesidad de conseguir nuevos inversores para salvar a la empresa, Jhon y Colin entablaron reuniones con supuestos empresarios, pero en realidad se trataban de narcotraficantes buscados por el FBI. En una de las tantas reuniones fueron arrestados Jhon, Colin y los narcotraficantes, pero Delorean declaró que intentaba conseguir un préstamo para salvar a su compañía y no sabia que había drogas de por medio y seguramente se trataba de una trampa de Estados Unidos, que quería destruirlo a pedido de las poderosas Ford, GM y Chrysler.

Finalmente, en 1984, Delorean fue absuelto de todos los cargos después que un Juez determinara de que había sido victima de una maniobra del FBI. Aunque nunca fue condenado, Delorean debió reembolsar millones de dólares a sus acreedores, abogados e inversores lo que trajo como resultado que fuera declarado en bancarrota en 1999. La otra versión dice que Jhon Delorean y Colin Chapman se quedaron con el dinero correspondiente al préstamo del gobierno británico y de algunos inversionistas, argumento que nunca se pudo comprobar, por lo que el misterio continúa hasta el día de hoy.

Mas allá del fracaso de este proyecto, que además cuando se estrena Volver al Futuro I en el año 1985 la empresa ya estaba en quiebra y ni siquiera pudieron aprovechar la gran repercusión y fama que obtuvo el auto en la saga de Michael Fox, ya era tarde, la maquina del tiempo y el sueño de su creador, esta vez no pudieron volver al pasado.

Características técnicas del DeLorean DMC-12:
Cupé de 2 puertas “alas de gaviota”
Motor: Renault de 2.849 litros V6, 150 HP
Transmisión: manual de 5 velocidades / automática de 3 velocidades.
Distancia entre ruedas: 2.413 metros
Largo: 4.216 metros
Ancho: 1.857 metros
Altura: 1.140 metros
Peso: 1.230 kg
Diseñador: Giorgetto Giugiaro

BONUS. Mirá el ranking con los mejores Clásicos y Sport de Mendoza

Por Leopoldo Boulin
Especial para CUYOMOTOR

¿Qué sentís?
85%Satisfacción11%Esperanza4%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (3)
7 de Diciembre de 2016|06:02
4
ERROR
7 de Diciembre de 2016|06:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En nuestro país en esas décadas se fabricada desde Kaiser Carabela, Peugeot 403 y 404, Falcon, Chevrolet 400 y Chevy.- A decir verdad, ese DMC era del furuto.- Este hombre tuvo el mismo inconveniente que Dodge, con una imaginación futurista, pero sin aceptar concejos de economía.-
    3
  2. Bien x qifak que sabe de muscle cars. Se nota la mano de Giugiaro en el diseño, ¿no? Bello auto que mereció un destino mejor.
    2
  3. Una corrección: el pontiac no era rival del camaro. Eran 2 productos de general motors. Es más, comparten plataforma. Si era rival de mustang, y autos de Chrysler como el charger o challenger
    1