No son drogas, son solo luces

Hace un tiempo publicamos autorretratos hechos bajo los efectos del LSD. Ahora, un video muestra resultados similares, pero a partir de la iluminación.

En noviembre del años pasado, publicamos una serie de autorretratros realizados por una mujer antes y después de consumir LSD. La percepción que tenía de sí misma ante el espejo variaba de acuerdo al efecto que el ácido le hacía en cada momento.

Sin recurrir a las drogas, el cineasta Nacho Guzmán obtuvo un resultado similar, sólo que haciendo un juego de luces, las que se movían o cambiaban de color.

El video fue realizado para la canción Sparkles and Wine (Resplandores y vino), del grupo francés de música electrónica Opal, y el resultado es una pieza de dos minutos que nos lleva a interrogarnos si sólo tenemos un rostro o eso que identificamos como nuestra cada no es más que el resultado de una visión específica en un momento determinado.

Dos minutos, una mujer pero varios rostros.

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|12:33
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|12:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016