Un algoritmo convierte obras literarias en música

Los creadores dicen que esto puede tener aplicaciones en e-books y audiolibros, pero se plantean más dudas que certezas respecto de los resultados.

Hannah Davis, de la Universidad de Nueva York, y Saif Mohammad, del National Research Council Canada, a partir de la aplicaicón de un algoritmo, lograron convertir grandes obras de la literatura universal en expresiones musicales.

A partir de la atribución de valores arbitrarios a emociones básicas (enojo, alegría, miedo, repugnancia, tristeza, sorpresa y confianza), esos datos se procesan a través de un algoritmo para poder ser presentados en outputs sonoros.

Aplicando este principio, Davis y Mohammad midieron la “temperatura emocional” de algunas obras maestras de la literatura universal con un algoritmo que denominaron TransProse y que, según lo que sostienen, será una opción muy importante para visualizar información en el futuro de los e-books, por ejemplo, para generar música que acompañe ciertos pasajes y hasta para crear el contexto en el caso de audiolibros.

El método para llegar a las expresiones musicales a partir de los textos es dividir el libro en cuatro partes (principio, primera mitad, segunda mitad y final) y generar un perfil emocional de cada una de esas secciones. Posteriormente, el algoritmo genera por sí mismo la música.

¡Uhhmmmmm! No hay que ser un profundo amante de la literatura para encontrar, apenas con esta mínima e incompleta explicación, un montón de agujeros en la idea. Supongamos que se quisiera aplicar esto a una obra como Rayuela, de Cortázar. ¿Qué considerarían principio, primera mitad, segunda mitad y final? Con este criterio, queda fuera de consideración la propuesta estética de los escritores.

Otro ejemplo que generaría dudas acerca del resultado podría ser El suelo bajo sus pies, de Rushdie. Una obra en la que la música está tan presente, con un ritmo tan apropiado en cada uno de los capítulos. ¿Puede un algoritmo dar como resultado una música acorde?

Pero no pongamos más ejemplos sobre los que aún no se ha trabajado y vayamos a lo que este procedimiento ya puede mostrarnos.

A continuación presentamos la música que generó TransProse para tres obras literarias: Las aventuras de Sherlock Holmes, La naranja mecánica y Alicia en el país de las maravillas. Y que cada uno saque sus propias conclusiones.

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|01:40
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016