La palabra de Dios, el que se lava las manos

El escritor Andrés Cáceres presenta su nuevo libro, "Soliloquios divinos", en el que el demiurgo mantiene breves pero profundas charlas consigo mismo.

¿Con quién puede dialogar Dios de igual a igual si no es consigo mismo? ¿Quién mejor que él para cuestionarse sus contradicciones y meter, con cada pregunta, el dedo en la llaga de la creación?

En su nombre se han cometido las mayores atrocidades, por eso, antes que asegurar que sin Dios todo es posible, habría que detenerse en la idea de que, justamente, con Dios todo es posible.

Y esto último es lo que se sostiene desde el nuevo libro de Andrés Cáceres, Soliloquios divinos, el Libro de Oro de la Teología, que será presentado mañana a las 20.30 en el Museo de Arte Moderno (subsuelo de la plaza Independencia), con la participación de Mercedes Fernández y el cierre a cargo de Rodrigo Cáceres (bandoneón y clarinete) y Agustina Cáceres (guitarra y canto).

En Soliloquios divinos, Cáceres pone palabras en la boca del demiurgo por excelencia de Occidente y lo hace revelar una posición de observador ante el devenir de la humanidad.

Para ser claros (y para usar una imagen bíblica), Dios se lava las manos en estos diálogos de ascendencia platónica y hasta llega a asegurar que no interviene en las decisiones de los humanos.

Desmintiendo a todos y cada uno de los humanos que han pregonado haber hablado con él, despotricando contra los que se dicen sus representantes en la Tierra, asumiendo las responsabilidades que le caben en la historia de humanidad, negando que Jesús sea su hijo, este Dios que se disocia en quien pregunta y quien responde es una provocación. Y esto Cáceres lo sabe, por eso desde el prólogo hace públicas las disculpas, a sabiendas de que el todopoderoso que retrata es tan irónico como pedante.

Andrés Cáceres.

Soliloquios divinos es un libro incómodo para los creyentes, y ni hablar de cómo les puede caer a los fanáticos. Pero la profundidad filosófica con la que Cáceres (Dios, en este caso) trata cada uno de los temas (pobreza, guerra, otras religiones, ética divina, cielos e infiernos, entre otros) propone, antes que una disputa, el debate. Salvo, claro, para los que se encierren en la fe y no admitan más posiciones que las suyas.

Mañana a la noche Andrés Cáceres sacará a la luz Soliloquios divinos, otro gran aporte a la Creación.

Alejandro Frias

Opiniones (1)
29 de Abril de 2017|13:00
2
ERROR
29 de Abril de 2017|13:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. probablemente asista...
    1
En Imágenes
Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza
25 de Abril de 2017
Fotos de una tormenta inesperada en Mendoza