Carlos Escoriza y la sensibilidad desde sus telas

La muestra es un compilado de tres series: Escobajos, Fragilidades y una más reciente, en la que se ha inclinado por los motivos florales.

La Galería de Arte del Park Hyatt renovó su exposición esta semana, con una muestra del sanrafaelino Carlos Escoriza, titulada "Naturaleza", en la que el artista pone de manifiesto su capacidad para sensibilizar desde sus telas, aunque con un punto flojo en una de las colecciones que eligió colgar.

La muestra es un compilado de tres series de Escoriza: Escobajos, Fragilidades y una más reciente, en la que se ha inclinado por los motivos florales.

Desandemos la muestra deteniéndonos en cada una de estas series.

Desde las telas de la serie Escobajos, el artista revaloriza el fragmento, la parte ínfima que encierra en sí ese todo tan significativo para los mendocinos, esa planta tan cara para nuestra cultura. Los sarmientos, ubicados al azar o mostrando una nueva floración, se destacan desde una luminosidad que potencia su significado. Una hermosa colección que impacta justo en el centro, en nuestro centro.

Gran elección la de Escoriza, tomando el riesgo de jugar con temas en los que es demasiado fácil caer en el lugar común o la sensiblería pasional, pero saliendo bien parado, con un resultado más que ponderable.

La serie Fragilidades se basa en la representación de carnosas manzanas que, puestas en distintas situaciones, aportan vitalidad a cada una de las telas, les dan un movimiento particular desde una actitud paciente. Hay una historia que se cuenta sola ante cada una de estas frutas de corazón desnudado. Y una sensualidad intrínseca, sostenida hábilmente desde la textura de los fondos.

En ambas series, Escoriza demuestra lo bien que se lleva con la técnica (usando escobajos para pintar en la serie homónima) y cómo a partir de una línea puede motivar tantas sensaciones como con toda la serie.

Lamentablemente, a estas dos muy buenas series el artista eligió sumar sus telas de temas florales. Son pinturas que no llaman la atención, no motivan, no dicen mucho ni cuestionan al observador. Con diez segundos delante de ellas alcanza y sobra.

Pinceladas con más potencia que pasión, quizá sea la forma más sintética de definir esta serie, que no le quita valor al resto de las obras de Escoriza y que sólo está ahí. No molesta a los ojos, en todo caso.

Pero ya lo dijimos, las series Escobajos y Fragilidades justifican la visita. Es más, recomendamos recorrer la nueva muestra de Escoriza.

Alejandro Frias

¿Qué sentís?
80%Satisfacción20%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|06:07
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|06:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes