Consejos básicos para mujeres que comienzan a correr

La editora de Elle, Cristina Mitre, autora de Mujeres que Corren, publicó un texto de referencia sobre esta actividad enfocada al público femenino.

Mitre, que lidera el movimiento social mujeres-que-corren.com para promocionar el deporte entre las mujeres y recaudar fondos para la investigación de la leucemia infantil, ofrece algunos consejos básicos para quienes quieran comenzar a correr:

 

1. Empezar poco a poco: las primeras sesiones deben combinar el caminar con la marcha y un poco de running para ir progresivamente aumentando la intensidad del ejercicio.

 

2. Equiparse bien: hay que emplear zapatillas adecuadas para correr que se adapten al tipo de pisada propia, los kilómetros que se realizan, el peso de la persona y la superficie por la que se va a transitar.

 

3. Crear el hábito: hacen falta 21 días para crear un hábito, y es fundamental consolidar la costumbre de realizar el ejercicio en determinados días o a unas horas concretas en función de la organización del tiempo de cada persona.

 

4. Determinar qué tipo de runner somos: hay quien corre de forma establecida distintos días de la semana o también están aquellas personas a las que les gusta ponerse retos y apuntarse a carreras populares.

 

5. Enganchar a otras amigas: la mejor forma de comenzar es salir a correr acompañadas de una amiga, una vecina o compañeras de trabajo. De esta manera existe un apoyo mutuo para crear el hábito.

 

6. No perder de vista la hidratación: si lo recomendable es tomar 8 vasos de agua al día, si se corre esta cantidad debe ser superior en los días del ejercicio. El primer indicador de la deshidratación es la sed y, como regla general, cuanto más clara sea la orina más hidratado está el organismo.

 

7. Descansar lo necesario: entre 7 y 9 horas de sueño diarias ayudarán al organismo a recuperarse y, sobre todo, no hay que salir todos los días a correr, lo ideal es realizar este ejercicio al menos 3 días a la semana durante un mínimo de 20 minutos.

 

8. No saltarse comidas: la más importante es el desayuno, está comprobado que si perdemos esta comida aumenta la ingesta global diaria de calorías. Hay que comer de todo y es aconsejable hacerlo al menos 5 veces al día para evitar los picos de hambre y mantener equilibrados los niveles de insulina en el organismo.

 

 

Fuentes: Cristina Mitre / Runandwalk / Europa Press

Opiniones (0)
19 de octubre de 2017 | 03:41
1
ERROR
19 de octubre de 2017 | 03:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"