Sí, al chequeo médico antes de empezar a correr

NUNCA lo consideres de más, ni lo dejes de hacer. Saber cómo está nuestro cuerpo, es fundamental antes de iniciar cualquier práctica deportiva

Antes de iniciar cada año deportivo o cuando estamos próximos a un maratón, por ejemplo, es bueno hacerte un chequeo.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL CHEQUEO?

Como primera medida te sirve para conocer el nivel de tu condición física. Algo, sin dudas, indispensable porque al correr estamos sobrecargando los distintos sistemas fisiológicos.

Por otro lado, te sirve para identificar posibles factores de riesgo como el coronario, que es la principal causa de muerte en la población adulta. La preexistencia de estas enfermedades o trastornos, muchas veces pueden tener un desenlace fatal. Entre ellos, la muerte súbita. Conocida porque está íntimamente vinculada con el aumento de las intensidades del entrenamiento físico.

Es indudable que en las carreras (en todas sus distancias) se exploran las capacidades y los límites del ser humano; es decir, hasta dónde soy capaz de llegar. Situación por la cual conviene estar muy preparado.

 

¿QUÉ IMPLICA UN CHEQUEO MÉDICO?

Es algo sencillo y simple como visitar a tu médico de cabecera para que te haga las órdenes y asistas a un centro médico donde puedas hacerte la denominada batería de estudios, entre ellos:

  • Examen de sangre: te sirve para ver las concentraciones de algunos elementos como glucosa, colesterol, ácido úrico, triglicéridos, creatinina y urea. Con estos estudios ya es posible darse cuenta de tu estado de salud metabólico.
  • Examen físico clínico: es un instrumento que tiene por objeto recabar información básica en indispensable del paciente para el doctor (historia clínica de enfermería, exploración física y métodos diagnósticos complementarios o auxiliares).
  • Espirometría: sirve para estudiar las vías respiratorias. Es una práctica sencilla. Es un estudio que debe ser realizado por el neumonólogo y que consiste en solicitar al paciente que realice una inspiración (toma de aire) y luego que expulse todo el aire de sus pulmones durante el tiempo que necesite para ello. Debe “soplar” en un tubo que está conectado a un aparato especial. De esta manera el médico obtiene, mediante gráficos, los volúmenes y capacidades respiratorias. Luego se le hacen a la persona uno o dos “disparos” con broncodilatadores y se repite la prueba.
  • Antropometría: consiste en una serie de medidas que se toman para conocer la composición corporal de las personas. Podemos saber índices de masa grasa, muscular y ósea.
  • Electrocardiograma en reposo: nos da el estado de la conducción eléctrica y funcional del corazón en reposo.
  • Prueba de esfuerzo o Ergometría: se realiza en una cinta, registra la condición eléctrica y funcional del corazón durante el esfuerzo. También es útil para conocer la condición física de la persona ante el esfuerzo o la actividad física.

Es indiscutible que para participar en este tipo de competiciones cualquier persona debe prepararse con un plan de entrenamiento con varios meses de anticipación a la prueba. Caso contrario, el fracaso es casi inevitable. También es imperioso, como cada vez que salimos a rodar, llevar a cabo ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de comenzar a correr porque una adecuada preparación puede evitar muchas lesiones. La mayoría de las lesiones que se producen durante estas carreras involucran, sobre todo, heridas leves, como esguinces o torceduras.

Con muy poco podés prevenir mucho.

Apoyamos el cuidado de la salud. Siempre.

 

Fuente; Damián Cáceres

 

Opiniones (0)
21 de noviembre de 2017 | 13:34
1
ERROR
21 de noviembre de 2017 | 13:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"