El adiós de los escritores mendocinos

Raúl Silanes, Mirian Di Gerónimo y Mauricio Runno fueron consultados sobre el legado del escritor. Una destaca cómo la literatura del colombiano impacta en los mendocinos. Otro propone que la literatura local universalice el desierto mendocino; y otro hace una autocrítica social fuerte, al punto de denunciar que la sociedad mendocina agoniza por falta de literatura.

Gabriel García Márquez partió este jueves del mundo real, que desde diversas ópticas mostró en su enorme producción periodística y literaria. Tres escritores mendocinos fueron consultados por MDZ sobre su legado y la conclusión fue que la obra del colombiano lleva a dos  planteos locales: el primero, sobre la apatía que hoy reina en muchos sobre la lectura de libros y el segundo, sobre profundizar la literatura mendocina explorando más la geografía del desierto.

Mirian Di Gerónimo es profesora y doctora en Letras de la UNCuyo y ha enseñado en las universidades de Valparaíso (Chile), Barcelona y Salamanca (España). “Se ha muerto el creador del universo Macondo, un universo enorme que va incluyendo universos más pequeños”, comentó. Sobre cómo los alumnos mendocinos perciben la obra del escritor colombiano más celebre desde hace varias décadas, ella reconoció que los estudiantes “se han maravillado con la obra de él” y puso como ejemplo relatos de ficción basados en personas reales.

“Es una obra monumental para los latinoamericanos. Y a la vez es muy nuestro y universal”, destacó.

Raúl Silanes es uno de los pocos escritores mendocinos cuya obra y reconocimiento trasciende las fronteras desde hace años. Al principio no quiso opinar de la muerte de García Márquez, por el hecho de que se lo recuerde más cuando muere que en vida. Luego lanzó afuera algo que tenía muy guardado y que trasladó el eje del debate, que pasó del autor colombiano a los mendocinos: “Somos nosotros los que estamos muertos, no él. La gente que no lee está muerta”.

Lo expresó con un sentimiento de dolor y resignación:

“Tengo una pena enorme de darme cuenta de que los que no leen están muertos porque pierden el 75% de su vida. Estamos en un país que no lee. Entonces estamos en un país muerto”.

Mauricio Runno es escritor y periodista. Reconoció que “todos siempre quisimos alguna vez ser como García Márquez” y destacó que el colombiano “me ha inspirado mucho para ejercer el periodismo”.

Sobre el legado del autor de "Cien años de soledad", Runno opinó que los escritores mendocinos "deberíamos tomar el localismo y ser universal”, sobre todo desde “la figura del desierto mendocino” que “debería ser más explotado por los narradores locales”, ya que "el desierto tiene aproximaciones a mitos y otros recursos que brinda la ficción".

Gabriel García Márquez, el mayor exponente del realismo mágico de la literatura que cambió la manera de ver a Latinoamérica y considerado uno de los grandes escritores del mundo, murió el jueves en su casa de la Ciudad de México. Tenía 87 años.

Galardonado con los principales premios a las letras, incluido el Nobel de Literatura en 1982, el escritor colombiano falleció por causas aún no divulgadas a poco más de una semana de haber salido de un hospital de la capital mexicana tras ser atendido de una neumonía.

Su muerte sacudió al mundo y de inmediato comenzaron a llover mensajes con lamentos. Desde seguidores y colegas hasta algunos de los principales líderes políticos del planeta se dolieron por el deceso de un autor que avanza hacia convertirse en una leyenda.

El escritor, cuyas novelas y cuentos mostraron a decenas de millones de lectores las pasiones, supersticiones, violencia e inequidades de América Latina, murió un jueves santo, tal y como le ocurrió a Úrsula Iguarán, uno de los personajes centrales de la que es considerada como su obra cumbre, "Cien años de soledad". /Mario Simonovich

Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|18:55
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|18:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic