¿Cuándo debo reemplazar mis zapatillas?

La duda que llega siempre: ¿cómo sé si mis zapatillas ya han tenido suficiente? No hay una respuesta definitiva y si algunos consejos.

Aunque no hay una respuesta definitiva para esta pregunta, el diario New York Times reúne algunas opiniones interesantes para tomar la decisión en base a la experiencia de cada uno:

  • Para Ryan Hall, uno de los más reconocidos corredores de larga distancia, el cambio del calzado deportivo debe hacerse cada 320 kilómetros. El atleta opina que este asiduo cambio de zapatillas es importante para el cuidado de su salud.
  • El grupo de Investigación BioPiEx , en España, también realizó pruebas para determinar si el kilometraje de las zapatillas afectaba a la forma en que los corredores entrenaban. Tomando como referencia a 33 atletas que utilizaron un mismo modelo de zapatillas de la marca New Balance, varios investigadores llevaron a cabo un seguimiento para analizar las presiones plantares en el inicio de la vida de las zapatillas, a los 350 kilómetros y a los 700 kilómetros.
    El estudio demostró que a los 350 kilómetros, los atletas no presentaron presiones plantares. A los 700, la presión plantar se mantuvo estable en el talón y en el antepié, pero aumentó bastante en la zona del medio píe. Este dato coincidió con el desgaste en la parte de la amortiguación de las zapatillas. El análisis indicó que aunque puede que los calzados deportivos no presenten, a simple vista, un desgaste, tienen un tiempo de uso que debe ser limitado para evitar dolencias.
  • Además de los testimonios mencionados, también aparece la opinión de Gavin Thomas, portavoz de Nike, que entiende que cada calzado deportivo tiene unas características diferentes, y seguir utilizándolo o no depende de si son más ligeros o amortiguados, del peso del corredor y de su personal estilo al correr.

Los estudios no proporcionan una respuesta definitiva, sino que abren el debate.  ¿Cada cuento cambian ustedes vuestras zapatillas de entrenamiento?

Mi opinión personal: el desgaste y la fatiga de los materiales nos dirá si es el momento de cambiar de zapatillas. Algunas de las muestras evidentes son el desgaste de la suela y las arrugas y deformaciones de la media suela, como las roturas de los materiales textiles que proporciona la sujeción del pie.  Todo esto suele ocurrir cuando has usado las zapatillas de 800 a 1.000 kilómetros, dependiendo de factores particulares como el peso, la forma de correr, el terreno sobre el que lo hacemos y otros menos evidentes.

 

Fuentes: New York Times / Juanma Fernández / Runners

Opiniones (0)
17 de agosto de 2017 | 01:52
1
ERROR
17 de agosto de 2017 | 01:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"