Los Buendía y Gabriel García Máquez, vivos para siempre

El gran escritor colombiano mostró al mundo, con "Cien años de soledad", lo mejor y lo peor de Latinoamérica.

No fue una coincidencia de que fuera en Buenos Aires en donde apareciera por primera vez publicada la novela Cien años de soledad. A Gabriel García Márquez ya le habían negado la posibilidad de publicar esta historia en otras editoriales, y la capital era, por entonces, uno de los centros culturales más importantes del mundo. Entonces, estaba claro que en ella habría algún editor que viera en esta obra de García Márquez el valor que tenía.


Una de las obras más importantes de la lengua castellana, una de las cien mejores novelas en español del siglo XX, uno de los mejores cien libros de la misma centuria pero a nivel mundial y hasta uno de los mejores cien libros de todos los tiempos. De todas estas formas ha sido considerada Cien años de soledad.

La historia de las sucesivas generaciones de la familia Buendía relatadas en esta novela sintetizan, también, la historia de todo un continente, narrada, por supuesto, en clave de ficción.

Las guerras, los emprendimientos económicos malogrados, las relaciones familiares conflictivas y hasta incestuosas. Cien años de soledad impactó justo en el centro de las necesidades de los lectores que buscaban alternativas (quizá ya hastiados) a lo que llegaba desde Estados Unidos y Europa.

Una nueva forma de decir, un realismo que no era tal del todo, un continente que asomaba a través de su literatura, todo eso representaba García Márquez. Pero también un compromiso político, lo que se traducía en una toma de posición crítica de una cultura en la que la política y la economía habían quedado en mano de las élites.

García Márquez sorprendía al mundo mostrando las vilezas y las veleidades, a la vez que la belleza y el amor, de una tierra pletórica de colores y tonos, y de esa manera Europa hacía un nuevo descubrimiento de América, esta vez desde sus voces.

Escritores de Argentina, Chile, Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia, Ecuador, México, Cuba. Autores de todo Latinoamérica formaron parte de esa generación que construyó lo que se conoce como el boom latinoamericano para el cual Cien años de soledad fue como el rompehielo en un mar de lectores ávidos de nuevas experiencias.

Los Buendía son, para la historia de la literatura, mucho más que una sucesión de generaciones. Son las personas ficticias que mostraron como nadie la realidad del continente, y por eso serán eternas, como Cien años de soledad y como Gabriel García Márquez.

En Imágenes