Deportes

Hace 50 años, Pelé se transformaba en un gigante del fútbol mundial

Edson Arantes do Nascimento, Pelé, irrumpió con 17 años en el Mundial de Suecia 58 para coronarse como el mejor de todos los tiempos. Su madre no quería que fuera futbolista y el psicólogo de Brasil desaconsejó que jugara. Pero los veteranos convencieron al técnico para iniciar un camino hacia la gloria. Mirá un video con la final del aquel Mundial.

En un día como hoy,pero de 1958,se producía el debut en un mundial de O’Rey.Brasil no funcionaba. Había ganado a Austria (2-0) y empatado a cero con Inglaterra.

Pelé, además, arrastraba una lesión de rodilla de la que no estaba del todo recuperado. Pero el seleccionador, Vicente Feola, decidió apostar por dos jóvenes talentos: Garrincha y Pelé, sin saber que estaba a punto de ver nacer a dos mitos.

Uno de ellos, apenas un niño de 17 años, siete meses y 23 días, que se preguntaba por qué en aquel torneo sueco sólo había jugadores negros como él en la selección brasileña.

"Cuando el 15 de junio de 1958 fui al estadio Nya Ullevi de Gotemburgo, había 50.000 personas con ganas de ver al pequeño niño negro que llevaba el número 10. Muchos me vieron como una especie de mascota en comparación con el físico enorme de los rusos", recuerda en su autobiografía Edson do Nascimento, que perdió ese día dos ocasiones de gol. Estaba tenso. Y se sintió insatisfecho pese a alcanzar los cuartos con dos goles de Vavá".

Luego llegó Gales y Pelé marcó el único tanto, el más importante de su carrera. "Me dio a conocer en el mundo".

Lo mejor estaba por venir. En las semifinales, Brasil,pulverizó a la Francia de Fontain, el delantero que todavía posee el récord de goles en un Mundial (13). Pelé consiguió un hat trick en el 5-2 que puso a Brasil en la final ante la anfitriona.

El fútbol espectacular de la seleçao, con un 4-2-4, levantó una gran expectación mundial porque aparecía un fútbol distinto.

Y el 29 de junio, por la mañana, cayó una tormenta sobre Estocolmo. Brasil vistió de azul. Suecia, de amarillo, ante 49.737 espectadores.

Mientras sonaban los himnos, Pelé tuvo una visión de su padre, Dondinho, en casa, escuchando la radio, nervioso y orgulloso de su hijo. Liedholm, delantero del Milan, adelantó a Suecia. Empató Vavá.

Volvió a marcar Vavá. Y a los 11 minutos de la segunda parte, llegó uno de los goles más famosos de la historia.

Pelé le gritó a Nilton Santos que le cruzara el balón desde el extremo. Lo paró con el pecho, lo dejó botar mientras se le echaba encima Gustavsson. Levantó la pelota por encima del defensa y, tras desbordarlo, la voleó a las mallas.

Zagallo marcó el cuarto, Simonsson redujo distancias, y Pelé, elevándose por encima de las torres suecas, cabeceó el 5-2. Había nacido una superestrella.

"Era un niño casi ya formado físicamente", recuerda el gran amigo de Pelé, Pepe Macías, extremo izquierdo del Santos. "Tenía ya el arranque, las piernas fuertes y la velocidad. Saltaba muy bien, con los ojos abiertos, y le pegaba con las dos piernas. Le vaticiné a su padre que se convertiría en el mejor del mundo".

Pelé tenía una gran personalidad y los veteranos, Nilton Didí, Nilton Santos y Gilmar, hablaron con Feola para convencerlo de que estaba preparado.

Didí, el inventor de la folha seca que pasó discretamente por el Madrid, fue elegido mejor jugador del torneo. "Garrincha y yo éramos demasiado jóvenes e inocentes. Didí fue nuestro maestro", reconoce Pelé. Además de a Didí, Pelé siempre idolatró a Zizinho. "El mejor futbolista brasileño que no ganó un Mundial [participó en el de Brasil 50]".

 

Opiniones (2)
8 de Diciembre de 2016|21:22
3
ERROR
8 de Diciembre de 2016|21:22
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. NO HABRA OTRO COMO EL, ES UNA LEYENDA VIVA
    2
  2. sin lugar a dudas, el rey, el mejor de toda la historia.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic