El día más tenso del conflicto con el campo, que dejó al país al borde de la crisis

Con el diálogo cortado, el Gobierno y el campo endurecieron anoche sus posiciones.La detención de 19 productores rurales de Gualeguaychú, entre ellos el líder chacarero Alfredo De Angeli, encendió la chispa. Desde el Poder Ejecutivo anunciaron que no van a aceptar "imposiciones", mientras que los dirigentes del campo anunciaron en la noche del sábado un nuevo paro desde el domingo a la medianoche hasta el miércoles a la misma hora.

La detención de 19 productores  rurales de Gualeguaychú, entre ellos el líder chacarero Alfredo  De Angeli, encendió la chispa para que este sábado se convirtiera en la jornada más tensa del conflicto agrario, que va camino a cumplir 100 días y a sumir al país en una crisis.
   Este cuadro de situación se configuraba esta noche porque tras los incidentes de la ruta 14 tanto el Gobierno de Cristina Kirchner como la Mesa de Enlace que nuclea a las entidades
agropecuarias endurecieron sus posturas y descartaron la posibilidad de retomar el diálogo en el corto plazo.
   Desde el Poder Ejecutivo anunciaron que no van a aceptar "imposiciones", mientras que los dirigentes del campo anunciaron en la noche del sábado un nuevo paro desde el domingo a la
medianoche hasta el miércoles a la misma hora.
   La jornada previa al Día del Padre fue tan tensa que el ex  presidente Néstor Kirchner y varios de los ministros del Gabinete nacional terminaron en la Plaza de Mayo en medio de militantes
oficialistas, mientras que en ese momento estaba reunida la Mesa de Enlace en un hotel de San Pedro.
   Por su parte, la presidenta Cristina Kirchner seguía recluída  en la residencia de Olivos, donde durante buena parte de la tarde tuvo que escuchar el sonido de las cacerolas hasta que un grupo de activistas del oficialismo desalojó por la fuerza a vecinos de Vicente López que manifestaban en su contra.
   Mientras tanto, los efectos del conflicto se hacían notar cada vez con más fuerza: no sólo se registraba una marcada escasez de alimentos derivados de la actividad agropecuaria en todo el país, sino que también faltaba el combustible y se respiraba un clima de intranquilidad política y social.
   Toda esta situación se desató esta mañana cuando efectivos de  la Gendarmería desalojaron el piquete de Gualeguaychú y detuvieron a De Angeli y a otros 18 productores, luego de haberlos
apercibidos en tres oportunidades para que liberaran la ruta.
   Los detenidos fueron trasladados a la sede de Gendarmería en Concepción del Uruguay, donde permanecieron casi cuatro horas mientras les tomaban los datos y se los notificaba de la causa  abierta en su contra por realizar cortes de ruta y resistirse a la autoridad.
   De inmediato, una multitud se agolpó en la ruta 14, conocida  como la vía del Mercosur, para reclamar la liberación de los  detenidos y se mantuvo durante horas a la espera de que regresaran al lugar, en medio de un intenso frío.
   Mientras esto ocurría, Cristina Kirchner se reunía en la quinta de Olivos con el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, a cargo de la Gendarmería, y otros funcionarios,
monitoreando la marcha de la protesta.
   A su vez dirigentes justicialistas como el diputado Carlos  Kunkel, varios intendentes del conurbano y el piquetero Luis  D'Elía convocaron enseguida a una marcha a la Plaza de Mayo para "defender al Gobierno nacional y popular ante el intento de golpe
de Estado".
   En el interior, miles de ruralistas que volvieron a los cortes en rutas de distintas partes del país y el titular de la  Federación Agraria, Eduardo Buzzi, le pidió al Gobierno que "pare
con la represión" y llame a una "mesa de diálogo".
   Como si la situación planteada sonara a poco, la UTA (Unión  Tranviarios Automotor) sumó su granito de arena y decretó un  paro de actividades para el transporte de pasajeros de larga
distancia a partir de las 17:00, porque no estaba garantizada la  seguridad del tranporte en las rutas. 
   A su vez la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, salió  a dar una conferencia de prensa en la que pidió que se retiren "las fuerzas de seguridad de las rutas" y calificó de "desmedido" el operativo de Gualeguaychú.
   De Angeli, quien junto con los otros ruralistas había adherido hoy a la protesta sobre la ruta que hasta el momento era protagonizado por transportistas, fue imputado por el artículo
194 del Código Penal, por obstrucción de la vía pública, y quedó  libre cerca de las 17:00.
   Al salir de lugar de detención, donde estuvo a disposición del juez federal de Concepción del Uruguay, Guillermo Quadrini, De Angeli dijo estar "bien" y anticipó que la protesta "va a
seguir".
   El dirigente regresó, junto con los otros 18 ruralistas detenidos, a la ruta 14, a la altura Gualeguaychú, lugar en el que tras la represión se congregaron miles de manifestantes
provenientes de esa ciudad y otras localidades cercanas.
   Los manifestantes, con banderas argentinas y cánticos como: "...ya lo ve, es para Cristina que lo mirá por TV", habían ganado nuevamente la ruta para cortarla totalmente, mientras los
gendarmes se habían replegado.
   A ese lugar también asistió monseñor Jorge Lozano, arzobispo de Gualeguaychú, quien llamó a buscar "soluciones como hermanos"  y a rezar por el fin del conflicto.
Opiniones (0)
16 de agosto de 2017 | 14:20
1
ERROR
16 de agosto de 2017 | 14:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville
    14 de Agosto de 2017
    EE.UU.: Violencia y caos en Charlottesville