Carlos Gallardo Huck, el equilibrio del caos vital

En las obras que componen la muestra Exploración Perceptiva, el artista nos interpela a partir del vértigo que da la multiplicidad de estímulos.

Pacíficamente violentas. Exploradoras de la formas. Inyectoras de volumen en los sentidos. El equilibrio del caos vital. Frases sueltas para intentar poner en palabras las sensaciones que producen las obras de Carlos Gallardo Huck que integran la muestra Exploración Perceptiva, inaugurada esta semana en la Sala Sacchero del Ministerio de Cultura (España y Gutiérrez de Ciudad).

Definidas por el artista como “ensayos perceptuales”, cada una de las obras propone el vértigo que da la multiplicidad de estímulos. Explorando figuras y formas, cada uno de los trabajos de Gallardo Huck es una fuente de la que emanan luces y, si uno presta la atención necesaria, sonidos.

Los elementos confundiéndose. La tierra y el aire, el agua y el fuego. Y, sobre todo, la vida, porque cada imagen explota de vitalidad, está viva a partir de la multiplicidad de formas que se amuchan para transformarse, para formarse, como en una suerte de barroco del siglo XXI.

El volumen que logra el artista a partir de las curvas y los contrastes luminosos hace que el observador se sienta amablemente atacado, abrazado de colores, invadido de figuras.

Caracolas, peces, ¿plumas?. Lunas y otros cuerpos cuerpos celestes interactuando con la Tierra. Y entre tantos objetos (definidos o sugeridos) que se conjugan en un espacio infinito, figuras antropomorfas como partes de ese universo inasible. Cada tela es un festival de la pareidolia.

En las obras de Carlos Gallardo Huck se conjugan siglos. Hay mucho del sentido barroco de la ocupación del espacio, hay mucho del surrealismo y la traslación de lo onírico a las formas, hay mucho de mosaico árabe. Es a partir de esta personal conversación entre los tiempos que el artista logra su individualidad.

Imperdible.

(Observación final -casi una sugerencia-: sería bueno que la iluminación de la Sala Sacchero se acondicionara de acuerdo a las necesidades de una muestra artística; lo tenue está bien, genera cierta intimidad, otro contacto con la obra, pero es correcto cuando es un efecto deseado, no la consecuencia de una iluminación insuficiente)

Alejandro Frias

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó9/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|01:47
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|01:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016