El restó recomendado: ideal para ir con niños

Almorzamos en Changlot, el restaurante de Finca de las Marujitas. Cocina regional y un programa “eco friendly” para pasar el día en familia. ¡Te invito a conocerlo!

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Sorpresa (de la buena). Esa fue la primera sensación cuando llegamos a Finca de las Marujitas. Reconozco que postergué la visita, me daba fiaca ir hasta Lavalle… pero allí estábamos, un feriado al medio día, listos para conocer este lugar que me habían recomendado tanto.

Es fácil llegar, hacés unos kilómetros por Ruta 40 pasando el aeropuerto, luego tomás al Este por la Ruta 34 que va al centro de Lavalle, y a unos metos encontrás la calle El Pantano (media hora desde el centro de Mendoza). Es una zona histórica, en esta propiedad se encontraba el primer almacén de ramos generales del Departamento, y hoy quedan algunas ruinas.

La casa familiar

Apenas entramos, nos impactó un antiguo parque y una hermosa casa estilo inglés que era la residencia de la familia Villanueva, actualmente la habitan Corina y Fernando Kainer con sus 8 hijos. La familia lleva adelante el emprendimiento que incluye la finca, un microcine, un bar, una tienda de productos regionales, corrales y el restaurante Changlot. También producen aceite de oliva, conservas, mermeladas y algunos productos cosméticos. Existe una clara intención ecologista, ya que según pudimos ver todos los proyectos de este emprendimiento están relacionados al cuidado del medio ambiente.

El Bar, divino para eventos.

Nadie nos esperó, así que fuimos caminando por los senderos entre un edificio y otro hasta descubrir el restaurante. Diferentes estilos arquitectónicos y paisajísticos conviven en un mismo espacio. Me dio la sensación de cierta desprolijidad en los jardines y caminitos, quizás sea porque todavía están en obra, vimos en proyecto un lago artificial. El área para niños es muy amplia, con juegos al aire libre y un salón con disfraces y juguetes… ¡programón para familias con hijos pequeños! Además podes vigilarlos mientras comés.

Un patio central con adoquines y una fuente en la entrada a Changlot.

El ambiente
Cuando llegamos al restaurante, nos esperaban con una copa de vino dulce. El lugar es rústico, cálido y a la vez elegante. Pisos de cemento llaneado combinado con ladrillos, paredes con un enlucido rústico y color borravino. Música suave, iluminación tenue, las mesas amplias suficientemente separadas unas de otras, y las sillas muy cómodas.

La mesa
Muy bien puesta, con linda mantelería y buena vajilla. La panera básica con pan de campo, y una mayonesita para picar mientras esperábamos. Cuando llegó la carne, nos pusieron cuchillos especiales (muy buen detalle que no todos cuidan).

 

La carta
No hay. Ni de los vinos ni del menú. Simplemente la moza nos contó cuáles eran las opciones. El menú tiene un costo de $210 y consta de 3 pasos (entrada, principal y postre). Se puede optar por compartirlo entre 2. Nos dieron a elegir entre varias propuestas. Lo mismo ocurrió con los vinos, nos comentaron qué tenían disponible y sin poder comparar demasiado elegimos un Cabernet Sauvignon Punto Final de Bodega Renacer.

Qué pedimos

Como entrada elegimos una exquisita ensalada de verdes y peras con queso azul…. ¡Muy rica! Bien presentada, con un original y sabroso aderezo. Me encantó.

También un par de empanadas. Venían con una riquísima salsa criolla. Resultaron un tanto pequeñas y también un poco secas.

Uno de los principales fue carne de res, entendimos que eran medalloncitos de lomo, pero no, eran bifes con salsa de mostaza. Quizás entendimos mal. Como no había menú, no pudimos corroborar. Además los pedimos a punto, y vinieron cocidos…

Por suerte el otro principal estuvo fantástico. Cerdo con salsa de ciruelas… impresionante. Tan rico como se ve.

¿Y el postre? Unas peras al malbec inolvidables, las mejores que comí (una pena la compotera plástica).

Y el otro postre un cheese cake de dulce de leche con helado, delicioso y con buena pinta.

Para destacar: tuvieron la amabilidad de invitarnos unas copas de vino dulce para acompañar el postre.

El servicio
Excelente. Las chicas que nos atendieron fueron discretas y cordiales. Los tiempos de espera fueron sorprendentemente cortos. Además el propietario se acercó a la mesa a supervisar que todo estuviera bien y nos contó un poquito sobre la restauración de los diferentes espacios del predio.

Lo que más nos gustó: La ensalada de peras y queso azul, y las peras al malbec de postre. También el entorno, con los corrales, olivares, y el parque añoso. Nos encantó que la cocinera y sus hijos nos enviaran a la mesa unas tarjetitas con tiernos mensajes.

Lo que menos nos gustó: es incómodo que no tengan una carta, se hace difícil elegir y comparar. Los bifes con salsa de mostaza, no estaban en el punto de cocción que pedimos y tampoco estaban muy tiernos.

Pasamos un momento muy agradable…
¡hay tanto espacio al aire libre para disfrutar en familia!

Pudimos pasear por la finca cuando terminamos de almorzar, nos deleitamos con el paisaje y nos relajamos. Aprendimos un poco sobre la historia de los comienzos de Lavalle, probamos un rico aceite de oliva (premiado internacionalmente) y comimos muy bien. Se nota que en este proyecto hay amor.

INFO ÚTIL
Restaurante Changlot - Finca de las Marujitas

Este restaurante es parte de las Rutas Gastronómicas de Mendoza
. Dirección: Pantano s/n, Jocolí Viejo, Lavalle, Mendoza.
. Tel reservas: 0261 15 4689114
. Chef: Corina Kobylanski
. Abierto días y horarios: todos los días con reserva. Almuerzos desde 12:30 hs. Cenas desde 21 hs.
. Precios: Menu completo $210.- Con copa de vino.
. Descorche: $50
. Forma de pago: efectivo y tarjetas
. Estacionamiento dentro de la propiedad
. Mesas al aire libre
. Menú para celíacos
. Juegos para niños y menú infantil

NOTA DE LA REDACCIÓN: esta recomendación es independiente, los negocios no pagan por aparecer en este espacio.

Dos más Dos - Marketing Gastronómico
Alicia Sisteró / @aliciasistero
#Gastronomica - www.aliciasistero.com

Opiniones (2)
16 de agosto de 2017 | 16:34
3
ERROR
16 de agosto de 2017 | 16:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Me parece muy bueno que la redactora haya criticado abiertamente la calidad de la comida. No es muy común ver eso en estos días donde muchas de las notas sobre restaurantes que aparecen en los diarios son pactadas con los duenios de los locales. Felicitaciones.
    2
  2. El lugar es soñado, ideal para ir con los chicos. Con mi esposo nos tomamos un vino Malbec Mendel excelente. La atención de las chicas es muy cordial y atenta. La comida es muy buena y los tiempos entre platos es corto. El dueño siempre atento a lo que pudiera faltar. Los chicos pueden jugar tranquilos en la casa de juegos a pasos del restaurante sin ningún peligro y se puede visitar a los animales de la granja. Tarde encantadora para los peques.
    1