Deportes

San Lorenzo se clasificó en una definición increíble

El Cuervo derrotó 3 a 0 Botafogo y superó por un gol a Independiente del Valle de Ecuador que derrotó 5 a 4 a Unión Española, el otro clasificado. La definición se vivió con locura en el Nuevo Gasómetro.

 

San Lorenzo, en una noche que se recordará por mucho tiempo, se metió en los octavos de final de la Copa Libertadores. El Ciclón no encontró oposición en un Botafogo que parecía no jugarse nada y se impuso por 3-0, pero tuvo que sufrir minuto a minuto por lo que sucedía en Chile. Independiente del Valle le ganó a Unión Española por 5-4, pero el equipo argentino fue segundo por mejor diferencia de gol.

Los primeros quince minutos fueron un monólogo del Ciclón. Sin demasiada profundidad pero con mucha actitud, el conjunto de Edgardo Bauza se mostró decidido a jugar el partido en campo rival; los brasileños, por su parte, no exhibieron demasiadas pretensiones.

Mauro Matos inquietó a Jefferson en dos oportunidades, primero con un cabezazo y después con un disparo desde la puerta del área, aunque con el correr del reloj San Lorenzo fue desinflándose e incluso tuvo que sufrir cuando Wallyson le ganó la espalda a Julio Buffarini –jugado en ataque- y sacó un disparo que casi se cuelga en el ángulo. 

A los 28, Jorge Wagner falló en la salida, le dejó la pelota servida a Héctor Villalba y el volante, con algo de fortuna por un rebote que descolocó al arquero, puso en ventaja al Ciclón.

San Lorenzo comenzó el complemento con algunas desatenciones atrás, no aprovechadas por la visita debido a que atacaba con jugadores aislados. La respuesta llegó por Villalba y un centro que no encontró a Matos. Y, a los ocho, vino el segundo: Piatti recogió un mal despeje al borde del área, sacó el zurdazo y se metió junto al palo.

Lo bueno en el Nuevo Gasómetro no alcanzaba, debido a que desde Chile llegaban goles. Y, en ratito, el Ciclón pasó de clasificar a necesitar dos goles. Después uno. Todo era nervio. Hasta que llegó el empate de Unión Española y otra vez la alegría. En medio de todo eso, Más se perdió el cuarto. ¿Botafogo? Era el único de los cuatro equipos que parecía no hacerse cargo de todo lo que se jugaba.

Un nuevo gol de Unión Española desembocó en otro grito de gol en forma de desahogo, aunque el empate de Independiente volvió a encender la alarma. Y, segundo después, los ecuatorianos pusieron el quinto. Todo lo que pasaba era increíble.  

Y San Lorenzo otra vez obligado... La buena noticia seguía siendo Botafogo, que ni cerca estaba de reaccionar. Lo tuvo Piatti, tapó el arquero. Navarro probó de tiro libre. Cavallaro, volea y afuera. Luego, Matos –adelantado- eludió al arquero y con el arco solo la tiró de manera increíble afuera. Finalmente, los brasileños consiguieron que San Lorenzo metiera el tercero: Piatti se fue completamente solo, encaró y no falló.

Terminó en el Nuevo Gasómetro. Jugadores e hinchas esperando el final en Chile. Se sufría y vivía como la espera de un título. Fue simplemente la clasificación a octavos. O, quizás, el primer escalón hacia una gran alegría...

Opiniones (1)
8 de Diciembre de 2016|19:24
2
ERROR
8 de Diciembre de 2016|19:24
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Vamos San Lorenzo, carajo!!! Asi se juega, con futbol y coraje !!!
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic