Rosario celebra hoy el natalicio del "Che" Guevara

Si viviera, el médico y guerrillero se convertiría este sábado en octogenario. Pero ya la muerte consagró su leyenda en canciones, películas, afiches y monumentos. La historia del hombre que es símbolo del idealismo, que fue uno de los líderes de la revolución cubana y terminó abatido por el Ejército boliviano.

Hoy se cumplen 80 años del nacimiento en Rosario de uno de los líderes revolucionarios más importantes del siglo pasado, Ernesto "Che" Guevara, cuya figura creció a través de los años y se convirtió en un mito mundial.

El argentino fue uno de los líderes de la revolución cubana y luego encabezó dos luchas armadas, primero en el Congo y luego en Bolivia, donde fue asesinado a los 39 años.

La vida de este médico y revolucionario argentino se constituyó como un símbolo mundial de lucha contra las injusticias y de coherencia con sus ideales.

Para este hombre rebelde y solidario, no sólo hacía falta hacer la revolución sino construir un "hombre nuevo", que pudiera sentir como propia "cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo".

La vida del Che comenzó en Rosario y la mayoría de sus biógrafos coinciden en afirmar que nació por azar en esa ciudad santafesina. 

Según indican, sus padres –Ernesto Guevara Lynch y Celia de la Serna- vivían en Buenos Aires pero alternaban su estadía con Caraguatay, Misiones, en donde tenían una plantación de yerba mate.

Nació el 14 de junio de 1928 en el Hospital Centenario de esa ciudad y fue inscripto al día siguiente con el nombre de Ernesto Guevara de la Serna.

Desde muy chico, sufrió problemas de asma que llevaron a sus padres a cambiar de residencia en varias oportunidades.

Hasta dejar definitivamente la Argentina en 1953, el Che vivió en 12 domicilios, en Buenos Aires, Misiones, Córdoba y Santa Fe.

A los 19 años comenzó la carrera de medicina en la Universidad de Buenos Aires y cinco años después -cuando aún le faltaban algunas materias para terminar- emprendió su primer viaje por América Latina junto a su amigo Alberto Granado.

Este viaje sería conocido no sólo por sus diarios sino por haber sido llevado con éxito al cine en la premiada película Diarios de Motocicleta.

"Recorrimos la parte más baja del pueblo, hablamos con varios mendigos. Nuestras narices inhalan la miseria", escribió Guevara al llegar a Valparaíso, Chile.

Más adelante, sorprendido por las condiciones de extrema pobreza que fue encontrando, y como si fuera un presagio de lo que iba a venir, citó las palabras del héroe de la independencia cubana José Martí: "Yo quiero unir mi destino al de los pobres del mundo".

Luego de haber trabajado con Granados en un hospital para enfermos de lepra en la amazonia peruana, el Che decidió regresar a Buenos Aires para terminar sus estudios y el 12 de junio de 1953, a los 25 años, se recibió de médico.

Veinticuatro días después, inició su segundo viaje por Latinoamérica junto a su Carlos "Calica" Ferrer, amigo desde su infancia.

En un principio, el objetivo era llegar a Venezuela en donde los esperaba Granado, pero la situación que encontró en Bolivia y su posterior contacto con exiliados latinoamericanos en Perú le hizo cambiar de idea.

En su paso por Centroamérica, el Che registró su indignación por los distintos negociados que se llevaban a cabo entre los gobiernos de esos países y las empresas y el gobierno norteamericanos.

En ese marco, le escribió una carta a su tía Beatriz en donde prometía "no descansar hasta que estos pulpos capitalistas sean destruidos".

"En Guatemala quiero perfeccionarme para ser un auténtico revolucionario", puntualizó.

Guevara llegó a ese país centroamericano en diciembre de 1953 y vivió el proceso revolucionario que llevaba adelante Jacobo Arbenz.

Los deseos de quedarse en Guatemala se vieron truncados por el golpe de Estado de junio de 1954 que derrocó al gobierno democrático con la ayuda de Estados Unidos y que lo obligó a partir para México.

En julio de 1955, Guevara conoció a Fidel Castro en la capital mexicana y, en su primer encuentro con el líder cubano, decidió alistarse como médico en la guerrilla revolucionaria.

Un mes después, se casó con Hilda Gadea, una economista y dirigente peruana a quien había conocido en Guatemala y con quien tuvo su primera hija, Hilda Beatriz Guevara Gadea.

El 25 de noviembre de 1956, a los 28 años, el Che partió en el Granma con destino a Cuba.

El desembarco se produjo el 2 de diciembre y los rebeldes fueron sorprendidos pocos días después por el ejército del dictador cubano, Fulgencio Batista.

Ya en Sierra Maestra, el Che creó la Radio Rebelde, un hospital, una comandancia y una escuela para las decenas de reclutas que estaban llegando a sumarse.

El triunfo de la columna encabezada por el líder argentino en Santa Clara, permitió la toma definitiva de la ciudad y el triunfo de la revolución el 1 de enero de 1959 y un mes más tarde, fue declarado ciudadano cubano.

En el plano personal, Guevara -separado hacía tiempo de Hilda Gadea- se casó ese año con Aleida March Torres, una militante cubana que había conocido un año antes, en plena Sierra Maestra.

Con esta mujer, que había actuado como mensajera entre la guerrilla y la ciudad, Guevara tuvo cuatro hijos más: Aleida, Camino, Celia y Ernesto.

Hasta 1964, el Che desempeñó distintos cargos de importancia estratégica en el gobierno revolucionario cubano y, en 1965, viajó a luchar al Congo, un país de África central donde había una grave crisis política y un proceso de lucha armada en marcha.

La misión, que duró siete meses, no logró los objetivos revolucionarios esperados.

Luego, el Che comenzó a trasladarse en secreto por Europa hasta que arribó finalmente a La Habana, donde junto a Fidel decidió su participación activa en los conflictos que se estaban desarrollando en Bolivia.

A fines de 1966, Guevara se incorporó a la guerrilla en Santa Cruz de la Sierra, con una tropa rebelde compuesta por 29 bolivianos, 16 cubanos y 3 peruanos.

Mientras el Partido Comunista Boliviano -con el que había acordado la estrategia revolucionaria- quitaba su apoyo a la guerrilla, Estados Unidos proveía de armas y asesores al ejército boliviano.

Finalmente, el 8 de octubre de 1967, Guevara cayó prisionero luego de haber sido herido en una pierna y un día después fue asesinado por orden de la CIA en una escuela de la Higuera.

Nada se supo del cuerpo del Che hasta treinta años después: el 28 de junio de 1997 el equipo de antropología forense argentino y un grupo de expertos cubanos descubrieron una fosa común en Vallegrande con los restos del líder argentino y de otros 6 guerrilleros.

Si bien sus restos reposan en Santa Clara, el legado revolucionario de Ernesto Che Guevara lejos está de descansar y, a 40 años de su muerte y 80 de su nacimiento, sigue siendo objeto de estudio y estandarte a escala mundial.
Opiniones (7)
20 de septiembre de 2017 | 05:17
8
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 05:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. LAS/OS MILITANTES SOCIALES, QUE SEGUIMOS TU EJEMPLO: "YA QUE SENTIMOS EN LO MAS PROFUNDO CUALQUIER INJUSTICIA"!!!!!!!NO DEJAREMOS DE LUCHAR HASTA NO LOGRAR LA TAN ANSIADA "PATRIA GRANDE". ASIMISMO NO BAJAREMOS LAS BANDERAS HASTA LOGRAR QUE NO HAYA UN NIÑO, UN ADOLESCENTE, UN JOVEN, UN ADULTO ANALFABETO. PORQUE COMO VOS DECIAS: "AL QUE IGNORA: LO JODEN". ¡¡¡¡¡¡HASTA LA VICTORIA SIEMPRE COMANDANTE!!!!!!!!!!Y NOSOTRAS/OS ADELANTE, SIEMPRE ADELANTE!!!!!!!!!ENDURECIENDO PERO CON TERNURA!!!!!!
    7
  2. PERDON QUE DIRIA, EL CHE DESPUES DE TANTO TIEMPO DE NUESTROS GOBERNANTES, CREO QUE DIRIA QUE POCO APRENDIERON DE L DEMOCRACIA Y LAS LUCHAS SIN INTERESES PARA LOS PUEBLOS LATINO AMERICANOS, GRACIAS POR SER ARGENTINO
    6
  3. el che wuevara?
    5
  4. sería bueno hacer críticas constructivas no?
    4
  5. En el vínculo http://www.rosario.gov.ar/mr/80che encontrará al que le interese información de cómo se conmemora esta fecha en su Rosario natal. También en www.rosario3.com Gracias.
    3
  6. " SEAN SIEMPRE CAPACES DE SENTIR EN LO MÁS HONDO CUALQUIER INJUSTICIA COMETIDA CONTRA CUALQUIERA EN CUALQUIER PARTE DEL MUNDO ... " Che. Un grande del pensamiento y la acción. Un ser excepcional. Gracias por existir.
    2
  7. La epopeya del Nestor y la Cristina de pasar de militantes pinguinos a la presidencia de la Nación no se compara con el raid delictivo del Che... Para cuando MDZ relatara la historia de esos dos grandes... Ah y no se olviden del Celso...de ignoto contador a Paladín de la Seguridad, estandarte del valor humano olvidado por Iglesias y Cobos! Grande Celso...el Che no te ata los cordones...
    1
En Imágenes