Intenta robarle el corazón a su enamorada y es linchado por vecinos
Noticia insólita, enviamos en un móvil a nuestro embajador Don Rata a investigar todo, enterate en la nota.

Sabida es la noticia de la conmoción popular por el sentimiento de desprotección e inseguridad que se vive en Argentina. Los vecinos, cansados de que se protejan más los derechos de los malvivientes, que los de la gente trabajadora, han comenzado a tomar justicia por mano propia linchando, golpeando y masacrando a ladrones.

Influidos por los medios de comunicación, vecinos de La Paz decidieron imitar a la gente de las noticias y linchar a todo aquel que intente robar, escandalosos hechos se darían paso luego de esta decisión.

Pasadas las tres de la tarde del día miércoles feriado, un joven se disponía a llevarle una carta romántica a Lolita, quien según él es la mujer de su vida. Tal como lo pidió su novio, lolita comenzó a leer la carta en voz alta, mientras se miraban emocionados el uno al otro y se tomaban de la mano.

No pasó mucho hasta que la chica en cuestión llegó a la oración que decía: “Lolita, gracias por existir, voy a hacer lo que sea necesario, para poder robar tu corazón”.

Ni bien Lola terminó la frase, un vecino un tanto alarmado gritó: “¡LE QUIERE ROBAR, AL ATAQUE MIS VALIENTES!” Y le dieron para que tenga. “No entiendo al viejo re culiado de Don Jorge, mirá como me dejaron” declaró la víctima.

 

No pasó mucho tiempo hasta que se registró el segundo hecho, en el Teatro Independencia. El hecho se desencadenó mientras ensayaban para la obra “Los patones mueren de pie” cuando un actor dijo: “No quiero que Fabricio esté en esta obra, me roba mucho protagonismo”. Esto llegó a oídos del don Jorge, quien a la inmediatez juntó a sus vecinos y esperaron al Fabricio en la puerta para hacerlo re cagar a palazos. “No entiendo una mierda, ser o no ser, esa es la cuestión” nos decía Fabricio, víctima de la golpiza.

(imagen ilustrativa de los hechos) 

Pero eso no sería todo, luego de la siesta, un osado grupo de testigos de Jehová tocaban timbres inescrupulosamente en las cercanías de Alto Dorrego, no tardaron en mostrar la hilacha y cuando un vecino les abrió uno dijo: “Le voy a robar solo un segundo, para traerle la palabra….”. No alcanzaron a terminar la frase que el grupo comando de don Jorge bajó de una trafic con vidrios polarizados y le mandaron tremenda fruta.

(imagen ilustrativa de los hechos) 

Los tres casos nos llevaban a una misma persona con sed de justicia, y logramos sacarle una breve declaración: “Según los gobernadores solo es una sensación de inseguridad, lo que estos putos sienten es solo una sensación de linchamiento. Ahora vamos a buscar a los de Agapornis, que me han dicho que roban letras de canciones”.

Eso es todo desde aquí Conep, volvemos a estudios…

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó6/10
Opiniones (3)
19 de Diciembre de 2014|17:09
4
ERROR
19 de Diciembre de 2014|17:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
leostereo4 de Abril de 2014|09:57
esto deberia ser gracioso ?
3
gabrielpoeta3 de Abril de 2014|23:08
Si eres violento, pides violencia, El Universo te contesta con violencia. Si eres desagradecido te dará ingratitud, si eres miserable te dará miseria (porque nunca estarás conforme con lo que tienes). Los que salen a pedir linchamientos deberían revisar si realmente son seres espirituales o van sus templos a sus ceremonias a ponerse la careta de buenas personas. Los extremos de todo conflicto son iguales, tienen el mismo pensamiento, eso que piensas de tu enemigo, es exactamente lo que tu enemigo piensa de tí. La persona que quieres eliminar se conecta con esa parte tuya, que nunca quisiste ver. Bueno sería revisar al ladrón que todos llevamos dentro y ver si somos tan buenos como cuando nos miramos al espejo
2
diegohsa3 de Abril de 2014|17:32
muy bueno como siempre!!!!
1