Desabastecimiento: amas de casa cambian la carne por los fideos

Hay faltantes y restricciones. Testimonios dan fe de que frente a la crisis, armar recetas de emergencia sustituyendo ingredientes es una alternativa. Los almaceneros están preocupados, aseguran que "ya se siente la falta productos".

Carne, tachado. Leche, tachado. Aceite, tachado. Así podría comenzar el listado de compras de cualquier ama de casa sólo que, en vez de significar que los productos ya están en el carrito implicaría que los productos no están en el supermercado.

Ante una crisis nacional de provisión de alimentos fomentada por el paro de los transportistas de cereales y una inflación incontrolable –casi imperceptible a los ojos del Estado- las amas de casas mendocinas se encuentran haciendo verdaderos “malabares” para conseguir productos básicos y que solían formar parte del menú de cada día.

El caso más resonante lo presenta la carne, cualquier persona que se acercó a un almacén o un supermercado en los últimos tres meses sabe que no hay carne o que, cuando hay, su venta está restringida a uno o dos kilos por cliente.

Es así que, Edith Mazzut dice no “estarse alimentado correctamente” debido al alto precio de este alimento rico en hierro. “Yo soy jubilada y el dinero no me alcanza, por eso he tenido que rescindir de comprar carne, ahora como fideos o pollo, aunque muy poco. Hasta la verdura está carísima, trato de sustituirlo comiendo quesos, pero también me ha pasado de no encontrar ese producto cuando lo he buscado”.

Por su parte, Nilda Ruggeri asegura que, por lo general, sigue una dieta más bien vegetariana, pero que ahora “ni verduras se puede comprar, están tan caras que las voy eligiendo, el tomate y la lechuga, dependiendo de la semana, los paso por alto”. Como si fuera poco, desde hace años Nilda busca sacar unos pesos extra vendiendo tortas; hoy, la inflación frustra su pequeño emprendimiento.

“Lo que más me enoja es el tema de los dulces, algunos como el de membrillo no lo encontrás y si hay, sale $5 el kilo cuando antes salía $1. Ni hablar del coco rayado, antes una bolsita de 20 gramos salía 50 centavos, ahora cuesta no menos de $1,85”.

En casas de muchos integrantes, como la de Sonia Cobilla, donde son dos padres y cuatro hijos adolescentes, resulta básico que “los chicos estén acostumbrados a comer de todo”. Sonia asegura que en los últimos diez días lo que más le ha costado conseguir es aceite de buena calidad, pero en momentos más críticos de la situación de desabastecimiento “tuve que reemplazar la carne por el pollo, por suerte a mis hijos les gusta y comen cualquier cosa, si no los hubiera acostumbrado así desde chiquitos no se qué haría ahora”.

El desabastecimiento existe y,  esta vez, no se puede culpar a los consumidores por querer acopiar y generar los faltantes ellos mismos, lo cierto es que la mercadería “no está entrando”. Así lo aseguró el titular del Centro de Almaceneros de Mendoza, Juan Carlos Nieto y aclaró que: “No es que haya algunos productos que están en falta, son todos. No hay reposición de nada porque no está ingresando mercadería, no pasan los camiones, entonces no hay productos”.

Asimismo, en los últimos dos días muchas panaderías de la provincia se han dedicado sólo a producir y comercializar pan, por la falta de harina. Las “especiales”, como facturas y masitas, directamente no se están haciendo.
Opiniones (1)
21 de septiembre de 2017 | 00:46
2
ERROR
21 de septiembre de 2017 | 00:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No hagan eso, yo les doy una idea para aplicar sobre todo el domingo y celebrar el día del padre. Comanse la carne y tiren el fideo. A LOS PAPAS DE MDZ, MUY FELIZ DÍA!!!!!
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'