Hallaron al asesino en masa de los dinosaurios

Una elevada concentración de iridio puso a los investigadores tras la pista de un enorme objeto que impactó hace millones de años contra el planeta.

Los paleontólogos que se dedican a los dinosaurios también se encontraron inesperadamente con un objeto extraterrestre que iba a protagonizar sus manuales de paleontología a partir de entonces. Todo empezó hace casi un cuarto de siglo, cuando en 1980 un equipo de investigadores -liderado por un Premio Nobel y en el que participaba su hijo geólogo- presentó las pruebas de que una capa de sedimentos que se depositó justamente en el momento en el que se extinguieron los dinosaurios (episodio que caracteriza el final del Cretácico, hace unos 66 millones de años) contenía una concentración de iridio tremendamente superior a la habitual. Como el iridio es un metal muy pesado resulta escasísimo en la corteza terrestre, pues debió de hundirse cuando el planeta aún estaba en formación para formar parte de su núcleo. Por lo tanto, el origen de esa concentración tan elevada debía provenir de otro lugar. Así se manifestaba en el título con el que se publicó el artículo en la revista Science (que, sacado de contexto, podría dar lugar a sensacionales titulares en publicaciones paranormales): Extraterrestrial Cause for the Cretaceous-Tertiary Extinction.

Dado que el tamaño del asteroide se estimó en unos 10 kilómetros de diámetro, debió de provocar tal desaguisado en la corteza terrestre que muchos fueron escépticos al no haberse identificado el lugar de tan colosal colisión. Pero, al contrario de lo sucedido en la Luna, que conserva intactas las cicatrices de su pasado remoto, los últimos 66 millones de años han cambiado mucho el cutis de nuestro planeta. Y el cráter no estaba a nuestro alcance visual, sino sepultado bajo sedimentos que lo cubrieron con posterioridad en lo que hoy es la Península de Yucatán, como se descubrió durante unas exploraciones petrolíferas del subsuelo en el área de Chicxulub.

Geólogos y geofísicos, interesados en las características de las rocas y de las grandes estructuras que originan, encontraron un asteroide donde menos lo esperaban: ¡apuntando sus instrumentos hacia el suelo!

Fuente: http://www.elmundo.es/

Opiniones (3)
11 de Diciembre de 2016|04:36
4
ERROR
11 de Diciembre de 2016|04:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. No me digas que son los padres¡¿:-)
    3
  2. benjalufe ¿Vos creés en los reyes magos?
    2
  3. Realmente la nota es muy antigua. Hace casi 50 años que se sabe que la muerte de los dinosaurios y una gran parte de la fauna y flora de la Tierra desapareció a causa de la caída de un asteroide, lo que fue confirmado por la aparición en toda la Tierra de una capa con una concentración de iridio alta. Sugiero que para escribir sobre estos temas, no copien de un periódico común, sino de revistas de divulgación científica acreditadas.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic