Por qué la ONU no reconoce a Inglaterra y Holanda

Ni todos los súbditos de Isabel II son ingleses ni Máxima Zorreguieta es la reina de Holanda. ¿Hablamos castellano o español? Sacate las dudas.

Tanto en Argentina como en muchos países del mundo solemos cometer errores inconscientes con respecto a la denominación de ciertos países, ciudadanos e idiomas de determinados Estados. Incluso, podría decirse que es "normal" confundirse, debido a que estos errores han sido aceptados de manera fáctica por la sociedad, pero no quiere decir que dejen de ser malentendidos.

Pensemos un momento. Quizás a muchos mendocinos y argentinos no bonaerenses que han viajado a otros países y se han presentado como originarios de nuestro país se les ha hinchado la vena cuando el interlocutor los asocia con Buenos Aires. No se trata de una ofensa ni mucho menos, sino de un error conceptual basado en la difusión de las culturas extranjeras que establecen sinónimos equívocos entre determinados conceptos. En este caso sería Argentina igual a Buenos Aires.

De modo mucho más complejo, ciertos ciudadanos de otros países deben lidiar con las confusiones mundiales con respecto a sus nacionalidades y lugares de origen. A continuación, quedarán expuestos tres ejemplos de estos casos y que ayudarán a expresarnos de manera correcta.

Inglaterra, Gran Bretaña y Reino Unido

Es el error más común no sólo en el habla cotidiana, sino también en varios sitios de comunicaciones e incluso organizaciones importantes. Decir que son ingleses todos los súbditos de la Reina Isabel II o mencionar a Inglaterra como un Estado soberano e independiente puede llegar a ser insultante.

Vayamos por parte. Inglaterra es un país, pero no independiente y soberano, sino una nación "constitutiva" del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte desde el año 1707, cuando oficializó su unión parlamentaria con Escocia. Durante el periodo anterior, Inglaterra sí era un Estado propiamente dicho.

Por su parte, Gran Bretaña tampoco es exactamente la denominación oficial del Estado comandado por Isabel II. De hecho, es el nombre de la isla más extensa del archipiélago de las islas Británicas, que comparte espacio físico con las islas de Irlanda, Man, Wight y otros conjuntos insulares menores. Incluso, no engloba a todas las naciones británicas, ya que Irlanda del Norte forma parte de la isla de Irlanda.

La denominación correcta del Estado es Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, que puede ser abreviada simplemente como Reino Unido. Cabe aclarar que este Estado tampoco es una nación propiamente dicha, ya que Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte son países con culturas bien diferenciadas, aunque la inglesa sea la más citada.

Otro punto de confusión son los gentilicios. "Inglés", como denominación de todos los ciudadanos del Reino Unido, no es aplicable, ya que sólo hace referencia a los habitantes de Inglaterra. La acepción correcta es "británicos", aunque Irlanda del Norte no esté en Gran Bretaña, ya que no existe el gentilicio "reinounidense". Dentro de las fronteras del Estado, se utilizan los gentilicios correspondientes a cada país: ingleses, escoceses, galeses y norirlandeses (este último no debe confundirse con irlandés, ya que se emplea sólo para Irlanda del Norte).

Caso aparte es el idioma. Sí es correcto utilizar la denominación "inglés" para el idioma oficial del Reino Unido, pero no lo es así para el resto de los idiomas hablados en el país, como el "gaélico escocés", el "galés" y el "irlandés", ya que ni siquiera pertenecen a la misma subfamilia idiomática del grupo indoeuropeo.

Holanda y Países Bajos

Situación similar, pero mucho más arraigada, padecen los habitantes y súbditos de los reyes Guillermo Alejandro y la argentina Máxima. Hasta ahora, son pocos los que reconocen como dos entidades distintas a Holanda y los Países Bajos, aunque al igual que en el caso anterior, sus instituciones están fusionadas.

Holanda es una región histórica del norte europeo y que forma parte del Reino de los Países Bajos desde que fue anexada por España en el siglo XVI bajo la denominación Provincias Unidas de los Países Bajos, de las cuales también formaba parte la actual Bélgica. Anteriormente, era un condado semiindependiente que estaba integrado al Sacro Imperio Romano Germánico y no tenía vínculos políticos con las demás entidades medievales cercanas.

Es posible que Holanda siga siendo usado como sinónimo de Países Bajos debido a que, durante la ocupación de Francia de parte de Napoleón, entre 1806 y 1810, la región fue denominada en su totalidad como Reino de Holanda, por lo cual en Francia ese nombre sigue siendo utilizado por muchos para denominar a todos los territorios neerlandeses.

Actualmente, Holanda no existe ni siquiera como entidad política secundaria de los Países Bajos, ya que en 1840 fue subdividida en dos provincias: Holanda Septentrional y Holanda Meridional.

La misma confusión suele presentarse con el idioma. A manera de extensión, la lengua más difundida en los Países Bajos se suele llamar "holandesa" o idioma "holandés", pero la denominación oficial es "neerlandesa" o "neerlandés". En realidad, el holandés es un dialecto del neerlandés, hablado en la región histórica homónima. De todos modos, y por cuestiones históricas, la RAE los incluye bajo el mismo significado. Misma situación se presenta con el gentilicio.

¿Castellano o español?

Enfrentamiento que data de siglos, la denominación de nuestra lengua madre es cuestión de discusiones entre académicos y lingüistas, quienes exhiben argumentos históricos, culturales, sociales y políticos para tomar postura por una u otra palabra.

Sin embargo, lo importante en estos casos, es decir, cuando aún no hay un consenso unificado, es recurrir a las fuentes duras. Por un lado, la Asociación de Academias de la Lengua Española, a través del Diccionario panhispánico de dudas, establece que tanto "español" como "castellano" son sinónimos, pero a su vez establece cierta preferencia por la primera denominación.

Para designar la lengua común de España y de muchas naciones de América, y que también se habla como propia en otras partes del mundo, son válidos los términos castellano y español. La polémica sobre cuál de estas denominaciones resulta más apropiada está hoy superada. El término español resulta más recomendable por carecer de ambigüedad, ya que se refiere de modo unívoco a la lengua que hablan hoy cerca de cuatrocientos millones de personas. Asimismo, es la denominación que se utiliza internacionalmente (Spanish, espagnol, Spanisch, spagnolo, etc.). Aun siendo también sinónimo de español, resulta preferible reservar el término castellano para referirse al dialecto románico nacido en el Reino de Castilla durante la Edad Media o al dialecto del español que se habla actualmente en esta región.

De todas maneras, la misma Academia recomienda utilizar casi exclusivamente "castellano" en España cuando se presente una situación en la cual se incluyen otras lenguas de ese Estado.

En España, se usa asimismo el nombre castellano cuando se alude a la lengua común del Estado en relación con las otras lenguas cooficiales en sus respectivos territorios autónomos, como el catalán, el gallego o el vasco.

Por su parte, la Academia Argentina de Letras toma una postura similar a la de su contraparte íberoamericana.

En el uso general las denominaciones "castellano" y "español" son equivalentes. No obstante, es preferible, en razón de una más adecuada precisión terminológica, reservar el tradicional nombre de "castellano" para referirse al dialecto de Castilla anterior a la unificación, y llamar "español" -como internacionalmente se hace- a la lengua que desde entonces lleva en sí, junto al viejo tronco, los múltiples aportes que otros pueblos de España y de América han dado al "castellano".

La Constitución del Reino de España establece al idioma "castellano" como el oficial y lo incluye dentro del grupo de "lenguas españolas", el cual contiene al gallego, al catalán y al vasco, entre otros, aunque no se basa en ningún rigor científico (el vasco no es una lengua indoeuropea).

Por otra parte, países americanos como Bolivia, Colombia, Paraguay y Perú utilizan "castellano", mientras que en Cuba, Honduras, Panamá y Nicaragua optaron por utilizar el "español".

Nicolás Munilla

Opiniones (6)
9 de Diciembre de 2016|10:37
7
ERROR
9 de Diciembre de 2016|10:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. ..eso, eso..... en Argentina el idioma oficial debería ser "El Argentino" ..., que joer.
    6
  2. ¡Muchachos! Esta nota es de marzo... ¿no tienen con qué rellenar?
    5
  3. Lamento que Ricardo Munilla, autor de tan interesante nota, haya omitido mencionar las posturas que poseen sobre el uso (o preferencia de uso) de los términos "español" / "castellano" otros países como México, Belice, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Puerto Rico, Venezuela, Ecuador, Chile y Uruguay. Por ello, considero incompleta la información brindada al respecto. Es una pena. Por último, al forista jcglsl (con quien más de una vez he coincidido plenamente con sus acertadas opiniones sobre otros temas), le recuerdo que el concepto de "idiolectos" es el que se usa actualmente para designar ese variadísimo abanico que toma nuestro idioma en los diversos países (o regiones y subregiones) a los que Ud. hace referencia. En ese sentido. el idiolecto "argentino" es más bien "rioplatense", pues unifica también lo expresado por hablantes del Uruguay y parte de la Patagonia. Saludos.
    4
  4. Y también: http://www.clasesdeperiodismo.com/2012/03/01/brasileno-o-brasilero-indio-o-hindu-estadounidense-o-americano/
    3
  5. De acuerdo a los propios párrafos referidos a la lengua que se usa en Argentina de este artículo (últimos), se desprende que en nuestro país, donde se han mezclado además del español y el castellano, otros lenguajes producto de la múltiple variedad de habitantes que tiene y sus lenguas adaptadas, convendría llamar idioma argentino, excluyendo el lunfardo.- Habida cuenta, que nosotros no hablamos en neutro, no tenemos dialéctos por zonas (sólo cambio de acento) y lo fundamental, es que nuestro lenguaje es diferente al del resto de latinoamérica (excepto Brasil, por supuesto), aunque entre todos no entendamos casi perfectamente.- Nosotros los argentinos, mezclamos el voceo con el tuteo, y con palabras de otros idiomas como el italiano, inglés y francés permanentemente e igual sigue siendo lejos, distinto del español o castellano.- Ya, el argentino, es un idioma de este país, solamente... obvio.-
    2
  6. Interesantísimo este artículo! Personalmente me resultó muy esclarecedor lo de los Países Bajos. Los otros temas los tenía claros, pero éste la verdad que no.
    1
En Imágenes
15 fotos de la selección del año de National Geographic
8 de Diciembre de 2016
15 fotos de la selección del año de National Geographic