Pancitos con semillas: ¡Caseros y saludables!

¿Te interesa comer más sano? Acá tenés la excusa ideal para amasar y para disfrutar en tu casa de ese irreemplazable aroma a pancito recién horneado...

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.


-500 g de harina

-150 cc de agua

-20 g de manteca pomada

-200 g de queso crema

-20 g de levadura fresca

-15 g de sal (1/2 puñado)

-1 taza de mix de semillas (sésamo, lino, girasol, etc)

-1  1/2 cucharadita de azúcar

-25 g de miel

 

 

Para preparar nuestro pan, vamos a comenzar haciendo una esponja. Para esto, se colocan en una compoterita la levadura desmenuzada con los dedos, una cucharada bien colmada de harina, el azúcar y 100 cc de agua.


Se tapa con papel film y se deja en un lugar calentito de la cocina hasta que se infle... ¡Cómo si fuera una esponja! El tiempo para que se forme esta esponjita es de aproximadamente 15 minutos.


Una vez lista la esponja, se coloca la harina en la mesada y se forma un volcán. Lo ideal es ayudarte con una compotera para formar el huequito del medio.


Dentro del volcán, se ubican el queso crema, miel, sal y manteca pomada.


Sobre ellos se coloca la esponja (ayudándote con una espátula para que no te quede nada en la compoterita) y el agua restante.

Para que el pan resulte suave y liviano, uno de los secretos es lograr una buena masa. Para esto, se amasa en tres pasos:

1º Se amasa mezclando todo bien para que se unan todos los ingredientes.
2º Se amasa rompiendo bien la masa para que todos los ingredientes secos, absorban a los ingredientes húmedos, hasta que la masa se vea lisa y homogénea.
3º Se amasa sin romper para que la masa se vuelva elástica y pueda contener el gas del leudado sin romperse (¡Como si fuese un globo!).

Se forman tres bollitos de masa, se tapan con un repasador y se dejan descansar hasta que doblen su tamaño. En este paso no te impacientes, dale tiempo a la masa para que se infle, ya que esto le va a dar a tu pancito una miga aireada y suave.

Una vez leudados, se aplastan un poco y se le da a cada pancito una forma ovalada. Se colocan en una plaza para horno lubricada con aceite y se dejan leudar hasta que doblen su tamaño.


Una vez listos, se pinta cada pancito con agua, con la ayuda de un pincel. Si no tenés pincel, podés hacerlo con tus dedos, cuidando de no aplastar el pan mientras lo hacés para que no pierda el gas carbónico del leudado.


Finalmente, se espolvorean los pancitos con las semillas hasta cubrirlos por completo.

Se cocinan en horno precalentado, a 180º hasta que resulten dorados. Para darte cuenta si están listos, lo tenés que sentir liviano (eso indica que la miga de adentro está aireada y cocida) y al darle unos golpecitos en la base, debe sonar hueco (¡como un tambor!).

Estos pancitos podés usarlos de diferente forma. En rodajitas, para tus tostadas de la mañana. Rociados con aceite de oliva y tostados, para tus picadas (con los dips para untar que están al pie de la nota), como base para bruschetas o para hacer sandwiches. ¡Dejá volar tu imaginación!

¿Qué es la levadura y cómo tenemos que usarla?

-La levadura es un hongo con la capacidad de hacer fermentar a los hidratos de carbono.

-En los supermercados, se consigue en dos presentaciones, fresca (como la usamos para esta receta), o seca. La levadura seca se añade directamente en la preparación sin necesidad de hacer esponja y 10 g de levadura seca, equivalen a 50 g de levadura fresca.

-Para que la levadura fermente, es necesario que esté en contacto con el aire, a temperatura ambiente y que esté en contacto con azúcares (como la harina y el azúcar que le agregamos a nuestra receta).

-Nunca debemos exponer la levadura a altas temperaturas por que se muere y no leuda. Así mismo, debemos evitar colocarla en contacto directo con la sal porque pasa lo mismo.

Recomendaciones para hacer pan

-Ubicar la masa en un lugar cálido (esto permitirá que lude más rápido). Puede ser cerca de una hornilla prendida, cerca del horno o de un radiador.

-Formar una masa blanda (que no se pegue en los dedos pero que resulte lo más tierna posible). Esto le permitirá leudar con mayor facilidad.

-No golpear el pan una vez leudado al meterlo en el horno, ya que esto haría que se aplaste y con él...¡todas nuestras ilusiones de ser grandes panaderos!

CLASE DE PASTELERIA Y TE CON TEA & COMPANY

 ¡Viví la verdadera ceremonia del té! 

Fecha y hora: Martes 22 de abril de 18:30 a 22:00
Prepararemos: 
- Cheesecake de dulce de leche estilo New York
-Muffins de banana, nutella y chips de chocolate
-Cuadraditos crujientes de frutos rojos y almendras

Además, de la mano de la sommelier de té Silvina Fortuny, conocerás todos los secretos y tips sobre el té para convertirte en la mejor anfitriona. Durante la clase, degustaremos la pastelería maridada con exclusivos blends.

ESPECIAL DE COCINA ASIATICA

 ¡Todo el sabor del oriente para que le saques el jugo a tu wok! 


Fecha y hora:
 Martes 29 de abril de 18:30 a 22:00
Prepararemos: China: Wok de pollo crocante tres aromas India: Pastelitos de ternera y especias de la india Tai: Salmón grillado con crujiente tai y verduras al wok.

 

 

Para inscribirte o recibir más info escribinos a: mariaurrutigoity@yahoo.com.ar


 

Opiniones (1)
26 de septiembre de 2017 | 18:32
2
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 18:32
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Chicas, qué buena receta, la vamos a poner en práctica! lo que sí x ahí habría que aclarar que todo lo refinado (azúcar, harinas...) NO es saludable y dar la data de que para que así sea se debe reemplazar x azúcar y harina integrales. Lo mismo con el arroz, el que es saludable es el integral. Lo mismo felicitaciones x recetas asi!
    1