El restó recomendado: como en el campo pero en plena Ciudad

Platos regionales en una caserón con mucho arte y antiguos afiches vendimiales. En Patrona se come rico, y se paga lo justo.

Recibí nuestro Newsletter
Recibí la mejores recetas e ideas de cocina, descuentos e invitaciones a restaurantes.

Sobre calle 9 de julio, a metros de Colón, desde hace unos pocos años funciona este pequeño restaurante rústico, con platos generosos y muy sabrosos. Se puede almorzar y cenar casi todos los días, y es una muy buena opción para quienes al medio día quieren comer algo rápido y seguir trabajando. Llegamos para almorzar las 12:30 y estaban abriendo, así que al ser los primeros nos atendieron bastante rápido.

La ambientación
Se puede comer en cualquiera de las 2 habitaciones o en la continuación del antiguo zaguán también habilitado con barras y banquetas. Si preferís, también en la vereda, que luego de las 1 o 1.30 de la tarde es más tranquilo y pasan menos autos (gracias a que en Mendoza todavía algunos duermen la siesta). En el frente hay un gran mural pintado por el artista Fernando Jereb, y en el interior también se pueden disfrutar algunas de sus obras. Además, hay muestras de diferentes artistas que rotan cada 2 meses aproximadamente. Ahora están expuestas algunas obras de Silvina López Pía. En las paredes interiores (infinitamente altas) hay cuadritos antiguos, recortes de publicidades de otra época, y diarios viejos, cuya temática principal es la Vendimia y el vino.

Las paredes parecen recién pintadas, las mesitas y sillas rústicas de madera muy bien mantenidas, y una linda iluminación dirigida que permite que las obras de arte se luzcan, y que uno pueda leer la carta y ver lo que está comiendo.
El lugar es chico, y las mesas puede que estén demasiado cerca como para tener una charla íntima, y al ser tan altos los muros la acústica se complica cuando hay mucha gente.

La mesa
Copas de vidrio para el vino no es lo más indicado para un lugar que hace honor a la tradición viñatera, pero la verdad es que se justifica teniendo en cuenta los precios bajos de la carta. Pequeñísimos manteles individuales (más simbólicos que funcionales) con un lindo diseño visten un pedacito de las mesas. Las servilletas son de papel, para el agua o gaseosa usan vasos de trago largo, y la vajilla es la clásica blanca (aunque algunos platos salen en tablas de madera). Limpio, prolijo y sin ostentaciones.

La carta
Escueta, ordenada, fácil de leer. Apenas dimos una mirada, ya sabíamos qué ofrecían, y nos decidimos al momento. ¿Podría ser más linda? Y sí… pero es muy funcional. Hay varios tipos de empanadas, cuatro ensaladas, unos 7 tipos de “montados” (gran rodaja de pan casero tostado con diferentes ingredientes arriba), 5 principales (cerdo, carne de vaca, pescado y pasta) y unos poquitos postres tradicionales. ¿Para qué más?
La selección de vinos es interesante, pudimos encontrar algunas buenas etiquetas que no son muy comunes en el mercado. Los precios  acomodados. También hay cocktails y cervezas.



Qué pedimos
Para arrancar, nos trajeron una panera con unos palitos muy bien condimentados para untar en una mayonesa.Para tomar pedimos una copa de vino tinto, y agua sin gas. Tenían blanco o tinto de Bodega Jean Rivier. Nos gustó, pero recién lo pudimos degustar como corresponde al final de la comida cuando estaba a la temperatura adecuada (ya que estaba muy frío apenas lo sirvieron, guardado en heladera). Cosa rara en Mendoza, servir un tinto helado ¿no?

Mientras esperábamos los principales, llegaron las empanadas, una de entraña con provolone y otra de morcilla al verdeo que nos gustó bastante más. La masa excelente.

Uno de los principales: un montado de pollo y champignones, con mozzarella y aceitunas… ¡Espectacular! Era suculento, y lo comimos todo ¡con muchas ganas! [Este tipo de platos no es muy agradable a la vista, pero ya lo sabemos... pasa lo mismo con los los guisos.] 

El otro principal, el menú del día (principal y bebida por $55). Podíamos elegir entre un pan de carne con papas o unos ravioles de ricota o verdura. Optamos por los ravioles, que estaban bárbaros: punto de cocción justo, buena cantidad de relleno, salsa mixta deliciosa, y una porción bastante grande. No eran caseros recién amasados (o al menos no parecían), pero igual me gustaron. Vino con un sabroso queso recién rallado ¡sin que lo tuviéramos que pedir!

De postre, pedimos una Copa crema de limón (con bizcochuelo en la base). Muuuy grande, fresco, sabroso, liviano… y también nos lo comimos todo (ente 2). Yo le hubiera puesto más azúcar, o un almíbar o salsa de frutas… no sé, le faltó algo.

El servicio: Muy amable e informado, quizás nos atendió alguno de sus dueños. Pero luego de traernos el principal, no aparecieron más por un rato largo. Se llenó, y como es habitual en muchos restaurantes, pareciera que no tienen suficiente cantidad de personal para las horas pico.

Lo que más nos gustó: delicioso el montado de pollo y la empanada de morcilla. Nos encantó la ambientación, que si bien es simple y la casona vieja, todo está bien mantenido. Lindísima la música y a un volumen adecuado.

Lo que menos nos gustó: La empanada de entraña y provolone, nos desilusionó un poco, estaba seca. Y el vino tinto servido muy frío.


Sugerencia: el lugar es ideal para ir en grupo y pedir varios platos para compartir (o una picada), mientras tomás un buen vino o cerveza.

INFO ÚTIL
Patrona - Restaurante Latinoamericano


. Dirección: 9 de Julio 656, Mendoza.
. Horarios: lunes a sábado - Almuerzos y cenas
. Tel: 0261 429 1057 / 15 568 8873
. Forma de pago: solo efectivo
. Estacionamiento: difícil de conseguir, hay playas cerca.
. Precios: Menú ejecutivo (principal + bebida $55). Empanadas $15. Montados $70 a $95. Principales $80 a $115. Postres $27 a $40. Vinos de$60 a $220. Copa de Vino $20.
. Mesas al aire libre (en la vereda)
. Hay menú vegetariano (empanadas, ensaladas, montados y pasta).

NOTA DE LA REDACCIÓN: esta recomendación es independiente, los restaurantes no pagan por aparecer en este espacio.

Dejanos comentarios de tu experiencia ¡y decinos a dónde ir!

Dos más Dos - Marketing Gastronómico
Alicia Sisteró / @aliciasistero
aliciasistero@dosmas2.com.ar
https://www.facebook.com/dosmasdos.aliciasistero

Opiniones (8)
23 de octubre de 2017 | 00:12
9
ERROR
23 de octubre de 2017 | 00:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Muy rica la comida!!! La verdad la pase muy bien.. Pedi sorrentinos, pero fueron 5. Para mi estaba bien pero para un hombre creo que se queda con hambre, el montado de mi pareja excelente y la empanada de entrada genial.
    8
  2. Muy rica comida , pero las sillas y las mesas son para liliputienses , desgraciadamente no fui más porque para los que somos altos y corpulentos es imposible estar cómodos comiendo , es un sufrimiento desde que te sentás hasta que te vas . Muy amablemente les dije esto , pero nunca cambiaron el mobiliario . Es una crítica constructiva solo eso.
    7
  3. Muy bueno, realmente recomendable, pero reserven, en general hay bastante gente
    6
  4. excelente restaurant, el montado es mortal, totalmente recomendable
    5
  5. que lindo es que hayan diferentes opciones para ir a comer...en cuanto pueda iré...
    4
  6. Justo, hace unos días pensaba en escribirles dándoles la idea de recorrer restaurantes de ciudad para aquellos que tenemos que almorzar acá todos los días. La semana q viene voy a pasar por este lugar ya que ofrecen un menú a buen precio, que en estos casos es muy importante ya que para nosotros es un gasto diario y es lo 1º que tenemos en cuenta. Gracias por la info y sigan recorriendo este tipo de lugares
    3
  7. flaca loca me robó las palabras. He pasado mil veces por la puerta, pero no atraía la idea de entrar, pero después de esta nota, me dieron ganas de un tinto con una picada....y encima a 4 cuadras del trabajo. Excelente nota!
    2
  8. Alicia, voy a ir!, siempre paso pero nunca he entrado y auqeda cerca de mi trabajo, despues te cuento!.
    1