Olas extraterrestres: Descubren movimientos en los mares de Titán

Las fotos de los mares de la luna más grande de Saturno revelaron brillos que hicieron pensar a los científicos en el movimiento superficial de los líquidos.

Científicos planetarios creen que han visto olas ondulantes en los mares de Titán, la luna más grande de Saturno. Si se confirma, este sería el primer descubrimiento de las olas marinas fuera de la Tierra.

La nave espacial Cassini de la NASA divisó varios reflejos inusuales de luz solar en la superficie del Punga Mare, uno de los mares de hidrocarburos de Titán, en 2012 y 2013. Esas reflexiones pueden provenir de pequeñas ondas, de no más de 2 centímetros de altura, que están perturbando un océano plano, dice Jason Barnes, un científico planetario de la Universidad de Idaho.

Barnes presentó los resultados en la Conferencia de Ciencia Lunar y Planetaria, donde una segunda comunicación dejó entrever la presencia de ondas en otro de los mares de Titán.

Los investigadores esperan que más olas aparezcan en los próximos años, ya que se esperan vientos en el hemisferio norte de Titán -donde se encuentran la mayor parte de sus mares- al finalizar el invierno y acercarse la primavera.

"Titán podría estar empezando a moverse", dice Ralph Lorenz, un científico planetario del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins en Laurel, Maryland. "La oceanografía ya no es sólo una ciencia de la Tierra", agregó.

En sus numerosos vuelos sobre Titán, Cassini descubrió lagos pequeños y grandes mares de metano, etano y otros hidrocarburos. Estos líquidos llueven sobre la superficie de la luna y luego se evaporan, creando un sistema de clima complejo que incluye, presumiblemente, los patrones de viento, informa Nature.

Pero la sonda nunca había visto el viento ondeando la superficie de los mares de Titán. Parecía tan liso como el cristal. Eso podría deberse a que los hidrocarburos líquidos son más viscosos que el agua y por lo tanto más difíciles de empezar a moverse, o porque los vientos en Titán simplemente no son lo suficientemente fuertes como para hacer estallar el líquido en ondas.

En 2010, Lorenz y otros propusieron que los vientos se fortalecerían en Titán al acercarse la primavera, lo que permite a los científicos una mejor oportunidad de detectar olas. Saturno y sus lunas tardan unos 29 años terrestres en dar la vuelta al Sol.

Un espectrómetro a bordo de Cassini tomó imágenes de Punga Mare cuando la nave la sobrevoló varias veces durante 2012 y 2013. Esas imágenes mostraron la luz del Sol brillando fuera de la superficie del océano, como podría ser visto en la Tierra cuando un avión vuela bajo sobre un lago al atardecer.

Cuatro píxeles en las imágenes son más brillantes de lo que cabría esperar de lo que refleja la luz del Sol, informó Barnes en la conferencia. Llegó a la conclusión de que deben representar algo particularmente difícil en la superficie: una ola o serie de olas.

Los cálculos de la altura del oleaje sugirieron que eran insignificantes, de pocos centímetros de altura. Saber cómo se forman las olas ayudará a los científicos a entender mejor las condiciones físicas de los lagos y mares de Titán.

Todavía hay una posibilidad de que la Cassini esté viendo los reflejos de una superficie mojada, sólida, tal como una marisma, en lugar de ondas reales. Futuras observaciones pueden detectar las ondas de Punga Mare de nuevo, pero Barnes dice que no hay ninguna garantía de que Cassini pase por la posición correcta antes del final de su misión en 2017.

Isla mágica

Un segundo informe en la conferencia también apunta a posibles olas. El verano pasado, los científicos de Cassini descubrieron lo que llamaron una "isla mágica" en otro mar, Ligeia Mare, que apareció y desapareció. Se veía como un brillante reflejo en una imagen, pero no era visible 16 días después o en cualquier tipo de fotografías tomadas desde entonces, dijo Jason Hofgartner, un científico planetario de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York.

Después de descartar posibilidades, como una isla expuesta por un cambio en el nivel del mar, el equipo concluyó que la "isla mágica" es, probablemente, un conjunto de olas, un grupo de burbujas que suben desde debajo de la superficie, o una masa suspendida, como un iceberg.

Fuente: http://www.europapress.es/

Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|03:07
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|03:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic