Deportes

Parra describió los incidentes con los hinchas

El delantero de Independiente admitió que su reacción fue desmedida pero cargó contra los violentos.

El delantero de Independiente Facundo Parra aceptó que tuvo una "reacción desmedida" al trenzarse con un grupo de personas que manifestaba en el hall del estadio "Libertadores de América" tras la derrota con Huracán, pero afirmó que los agresores "no son verdaderos hinchas" del club.

Además, garantizó su continuidad en el plantel dirigido por Omar De Felippe, al explicar que "jamás pensaría en dejar Independiente por un grupo de 30 violentos", a los que acusó de pretender "destruir" al club.

"Mi reacción fue desmedida porque no la pensé, pero esos no son verdaderos hinchas de Independiente, hacen todo por política y sólo quieren hundir a la institución", aseguró el goleador en declaraciones a Télam.

Parra aclaró que perdió los estribos cuando recibió en mensaje de texto de un amigo al que estaban agrediendo junto a un grupo de allegados en el palco del estadio, una vez terminado el partido que significó la tercera derrota consecutiva en el torneo de la Primera B Nacional.

"Les decían: `¿familiares de quién son?, putos`. Le pegaron salvajemente a un chico de 18 años, le dieron tres piñas en los riñones y una patada en la cabeza", denunció acerca de los sucedido en el sector exclusivo del "Libertadores de América".

Frente a ello, el ex futbolista de Chacarita consideró: "Me puedo bancar que me puteen, que me digan ladrón, mercenario, muerto y todas las cosas sabidas desde que juego al fútbol hace 15 años, pero todo tiene un límite".

"Cuando el tema excede lo normal y se ejerce violencia contra gente que no tiene nada que ver, ya no se puede pasar por alto", justificó sobre los disturbios.

Parra, comentó que su irrupción en el hall se produjo para dirigirse al sector de palcos, donde se produjeron incidentes con sus allegados, y entonces generó el desbande de los manifestantes en el lugar.

"No le pegué a nadie ni me pegaron a mí", aclaró en relación al forcejeo en el que se vio involucrado en el hall.

"Era un grupo de 30 violentos los que estaban ahí, ya los conocemos bien, no son verdaderos hinchas de Independiente, hacen todo por política y quieren hundir al club", los caracterizó.

"Son lo peor que tiene Independiente -continuó-, quieren destruirlo desde todas las posiciones para sacar un beneficio personal".

Parra reconoció que se siente "arrepentido" por el episodio en el que hubo "violencia de por medio" pero expuso que no pudo "soportar" la noticia de las agresiones a sus allegados en otro sector del estadio.

Pese al incidente, el futbolista garantizó su continuidad en el club: "Si en la cancha había 30.000 personas, fue sólo un grupo de 30 violentos los que estaban ahí. Por eso, jamás pensaría en abandonar el plantel".

En relación al presente deportivo, el delantero entendió "el malestar de la gente" pero recalcó como "una realidad" que la situación, al menos en cuanto a lo posicional, "es mejor que la de la primera rueda".

"Obviamente que el presente no le gusta a nadie pero la realidad marca que en la ronda inicial estuvimos peor. Hoy somos terceros y estamos en zona de ascenso, que fue siempre el objetivo", comparó.

Al momento de buscar explicaciones al presente futbolístico, Parra reconoció que se trata de un tema "complicado, que no tiene mucha razón de ser".

"Las cosas no están saliendo como el año pasado y quedó demostrado con el partido de ayer, que fue de lo peorcito del equipo en el año. Ojalá sea un punto de partida", deseó.

Independiente, parado en la última plaza de ascenso con 43 puntos, sólo uno por encima de Atlético Tucumán, perdió los últimos tres partidos y sólo ganó uno de seis en lo que lleva jugado de 2014.

Por esa actualidad, el clima previo al partido con Huracán estuvo enrarecido desde el miércoles pasado cuando dos perros muertos fueron colgados de un árbol frente a la cancha principal del predio de Villa Domínico, en un claro mensaje mafioso al plantel.

Un día después, en el mismo polideportivo, aparecieron quemados cuatro quinchos.

Antes de iniciado el partido los los hinchas colgaron sus banderas al revés en señal de protesta en todos los laterales de la cancha.

Y la hostilidad aumentó durante el transcurso del juego con el cántico: "Jugadores, la c... de su madre, a ver si ponen huevos, que no juegan con nadie".

Independiente visitará el próximo viernes al líder Banfield, por la la 28va. fecha de la B Nacional. "Será un partido importante, diferente... Esperemos que volvamos a ser el equipo del año pasado", concluyó Parra.
Opiniones (0)
9 de Diciembre de 2016|14:18
1
ERROR
9 de Diciembre de 2016|14:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic