Reviven un virus que permaneció congelado 30.000 años

Fue hallado en Siberia. Científicos alertan que por el derretimiento de los polos podrían reaparecer enfermedades ya erradicadas.

Un virus gigante llamado Pithovirus, contemporáneo a la extinción de los neandertales, sobrevivió durante más de 30.000 años congelado en una capa de permafrost en Siberia.

De acuerdo a un artículo publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), el Pithovirus es capaz de infectar amebas pero resulta inofensivo para humanos y otros animales mayores.

Con este, se eleva a tres el número de familias de virus gigantes conocidos.

Descubierto en el suelo permanentemente helado del extremo nororiental de Siberia (en la región autónoma de Chukotka), el Pithovirus es muy diferente a los otros virus gigantes descriptos, el Mimivirus (familia Megaviridae), el primer virus gigante, descubierto en el 2003, y el Pandoravirus, caracterizado en la revista Science en julio del 2013.

Para ser considerado un virus gigante debe tener un diámetro superior a 0,5 millonésimas de metro, y, a diferencia de los otros virus, son fácilmente visibles con un simple microscopio óptico.

Estos virus contienen un gran número de genes en comparación con los virus comunes (como los de la gripe o el sida, que contienen sólo una docena). Su tamaño (y su genoma) es comparable al de muchas bacterias, o las excede.

"La demostración de que virus enterrados en la tierra hace más de 30.000 años puedan sobrevivir y seguir siendo infecciosos sugiere que el derretimiento del permafrost debido al calentamiento global y la explotación minera e industrial del Ártico puede suponer un riesgo para la salud pública", dijo Jean-Michel Claverie, del laboratorio IGS-CNRS de Marsella, Francia, coautor del estudio.

La posibilidad de la reaparición de virus considerados erradicados, como el de la viruela que se multiplica de manera similar al Pithovirus, a partir de esta gran gran nevera que es el permafrost ya no es más un escenario de ciencia ficción, dijo a la AFP, señalando que la viruela hizo estragos en Siberia.

El laboratorio IGS-CNRS realiza un estudio de "metagenómica" del permafrost que permitirá evaluar el riesgo. "Se trata de la búsqueda de ADN, es decir, las huellas genéticas de virus (o de bacterias) patógenos para los seres humanos para ver si, por ejemplo, hay rastros de viruela en las muestras de esta capa de permafrost tomadas a 30 metros de profundidad", dijo el investigador.

Este proceso es seguro, ya que sólo se realiza en las huellas que se compararán con las de bancos de datos ya existentes, explicó.

El Pithovirus sibericum recuerda por su tamaño y su forma en ánfora los Pandoravirus, pero su genoma y su modo de multiplicación (fuera del núcleo de la célula) muestran que es muy diferente.

Tiene sólo un muy pequeño número de genes en común con los Pandoravirus y su genoma es más pequeño, menos de 500 genes contra más de 2.500 del Pandoravirus salinus. Estos dos virus comparten sólo una o dos proteínas en las centenas que los constituyen.

Este hallazgo destaca cómo el conocimiento de la biodiversidad microscópica sigue siendo parcial, según los investigadores.

La región de Chukotka de donde proviene el nuevo virus gigante incluye grandes reservas de petróleo, gas natural, carbón, oro y tungsteno.

El estudio reunió a investigadores franceses de Marsella y Grenoble y a un equipo de la Academia de Ciencias de Rusia (en Pushchino).

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (1)
3 de Diciembre de 2016|01:43
2
ERROR
3 de Diciembre de 2016|01:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. "Revivir"? Biológicamente el virus no es considerado un organismo vivo....El título tendría que ser "replicarán ADN de un virus prehistórico" o algo similar.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016