Deportes

El Fortín venció 2 a 0 al Ciclón, que fue una sombra

Se jugó en el el Amalfitani. Mientras el conjunto local venía de caer frente a Newell’s, en Rosario, el Ciclón orilló la hazaña al superar a Racing por 4 a 3, luego de ir perdiendo 3 a 0.

Desde el inicio, fue un partido muy luchado, de “dientes apretados” y con más resguardos en lo que podía hacer el rival, que en aportes ofensivos propios. El resultado fue más que obvio: un primer tiempo con escasas situaciones de peligro, un desarrollo parejo y un ritmo vertiginoso para avanzar y retroceder a toda velocidad.

Hasta se repartieron los merecimientos en las acciones: las primeras le correspondieron al ‘Ciclón’, que estuvo cerca de abrir el marcador sólo en dos oportunidades, con un remate de Silvera que salió apenas desviado y un tiro libre de Ferreyra, que dio en el palo derecho del arco defendido por Peratta.

Después de los 25 minutos, llegaron las respuestas de los locales, que también dispusieron de dos chances, con un fuerte disparo desde afuera del área del uruguayo Silva, que controló Orión, y con una gran acción individual por la izquierda de ‘Toti’ Ríos, quien desbordó, eludió un par de rivales y envió un centro hacia atrás para Ocampo. El delantero definió desde adentro del área chica, pero otra gran reacción de Orión se lo impidió.

En el complemento, San Lorenzo se adelantó y su entrenador, Ramón Díaz, envió un claro mensaje desde el banco. Sus cambios (entraron la ‘Gata’ Fernández por Silvera y Bilos por Tula) dejaron en claro que su equipo necesitaba más fútbol. Y lo que había planificado en los papeles, se tradujo en hechos dentro del campo de juego, porque el ‘Ciclón’ comenzó a llegar con mayor asiduidad y peligrosidad.

Pero el fútbol no entiende de razones ni merecimientos. A los 24 minutos, cuando la sensación era que el gol de San Lorenzo estaba al caer, Víctor Zapata –un hijo pródigo de Ramón Díaz, quien lo pidió especialmente y lo trajo consigo cuando dirigía a River- clavó un excelente remate de tiro libre en el ángulo del arco de Orión y puso el 1-0.

Imprevisible e inoportuno para los de Boedo, el ‘Zapatazo’ fue como un golpe de nocaut para los dirigidos por Ramón. Los visitantes fueron con todo al ataque y regalaron espacios en el fondo, que los locales aprovecharon con rápidos contragolpes. Encima, a los 42 minutos, fue expulsado Jonathan Bottinelli por una fuerte infracción.

En tiempo de descuento, otra vez Zapata metió un gran pase para la subida por la derecha de Sena, quien envió un centro preciso y el uruguayo Silva, de ‘palomita’, estableció el 2-0 final. En Liniers, todos festejaron el triunfo y el acceso a la punta del campeonato, con 12 puntos, igual que Independiente. A esa altura, nadie se acordaba si el equipo había jugado bien o mal…
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (1)
2 de Diciembre de 2016|23:45
2
ERROR
2 de Diciembre de 2016|23:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo que te debe haber costado incluir esta noticia.
    1
En Imágenes
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
28 de Noviembre de 2016
Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016