"En brazos del enemigo", la nueva novela de Canela

Refugio y escudo, el arte correrá por las venas de esa niña que se convertirá en mujer, a quien seguimos en un relato que tiene el ritmo de los recuerdos.

Un artista no se hace sólo con técnica, y mucho menos con la mera creatividad. Un artista es también corazón, es persona y es experiencia vital. Hacia allí se dirige, hacia la construcción de un artista, En brazos del enemigo, la novela de Canela que Edhasa acaba de lanzar.

Canela nos lleva a recorrer junto a Lucía el camino que esta joven amante del arte debe realizar para convertirse en artista. Y serán las espinas antes que los pétalos las que comiencen a hacer que desde niña Lucía se acerque desde al arte.

Refugio y escudo, el arte correrá por las venas de esta mujer en la que se convertirá.

La proximidad al personaje de parte del lector se va edificando a lo largo de las páginas de un relato en permanente flashback, porque Canela recurre al quiebre permanentemente, a la elaboración de pequeñas piezas del rompecabezas que van de ese presente que vive la protagonista a su infancia en Córdoba, de la relación de la niña con el hijo del patrón de sus padres en la tierra mediterránea a las amistades de la adolescente que se compromete con su futuro y con el presente de sus amigos.

En brazos del enemigo tiene el ritmo de los recuerdos, de un estado del espíritu que se revisa, que se revé y se reconoce. Son los instantes los que visitamos, esos breves momentos que, en la sumatoria, forman una vida.

Alejandro Frias

En Imágenes