Correr en zonas menos urbanizadas relaja la mente

Estudio revela que correr al aire libre estimula al cerebro a entrar en estado de meditación y relajación más profundo que hacerlo en zonas urbanas

Científicos irlandeses realizaron una prueba sobre un grupo de corredores, que caminaron por las calles de Edinburgo portando un aparato que monitoreaba sus ondas cerebrales.

Los atletas, comenzaron la actividad en una zona comercial rodeada de edificios, luces y tráfico, se dirigieron a un parque alejado y luego pasaron por otra zona ruidosa de la ciudad.

La actividad cerebral que los dispositivos registraron tuvo grandes variaciones para la media hora que duró la prueba; en la primera etapa, las ondas indicaron frustración e irritación, y a medida que se fueron acercando al pulmón verde, se fueron acercando a la meditación y relajación.

Esta tendencia volvió a cambiar cuando los deportistas se alejaron del parque y regresaron a una zona urbanizada. En este último escenario, la actividad cerebral se asoció con la tensión, el estado de alerta, el control y la dominación sobre las reacciones.

En otras palabras, el estudio reveló que la conexión con la naturaleza y los escenarios menos conectados con la civilización resultan menos estresantes y amenazadores para el cerebro, lo cual induce al organismo a entrar en un estado de relajación que permite conectar a un nivel más profundo con las sensaciones del cuerpo y el trabajo realizado durante la actividad física. Correr al aire libre, pero no en cualquier parte.

Fuente  British Journal of Sports Medicine

Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 12:34
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 12:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"