Consejos para elegir las zapas de running

Elegir una zapatilla para correr no es tan sencillo como ir elegir la más linda y cómoda, existen muchos otros factores que hay que tener en cuenta.

Te damos varios consejos de utilidad a la hora de valorar unos modelos de zapas  por encima de otros y que finalmente te llevarán a tomar una decisión que cubra todas tus necesidades.

Conoce tus características físicas

Es escencial conocer cuáles son tus características físicas, por ejemplo: el peso, las lesiones, tipo de pisada, tu flexibilidad, estado  etc.

Las zapatillas tienen unos rangos de peso recomendado. Si sos una persona de 90 kg, deberás adquirir unas zapatillas estables y que posean un chasis acorde a tu peso, capaz de soportar 90 kg en carrera (cuyo impacto seguramente supere los 200 kg). Evidentemente, no todas las zapatillas son capaces de aguantar esas características, así que hay que tener claro qué modelos son los que pueden y no pueden aguantar ese peso.

Si pesas 70 kg, podrás utilizar zapatillas algo más ligeras, flexibles, con amortiguación más blanda… No porque una zapatilla sea tope de gama (o la más cara), va a ser la mejor opción o la más cómoda.

Las lesiones que has tenido es otro factor importante. Así como hay múltiples tipos de lesiones, hay múltiples opciones de zapatillas acordes a esa lesión, por ejemplo: si se tiene una fascitis plantar, hay que buscar modelos que te den algo de apoyo en la zona del arco; si se tienen problemas de sobrecargas en los sóleos y gemelos, buscaría unas zapatillas no demasiado blandas y con un drop clásico de 10 ó 12 mm; con problemas de torceduras o molestias en ligamentos de tobillo o rodilla debes buscar zapatillas estables… Para cada lesión hay unas características concretas que ciertos modelos poseen y que, aunque no te solucionen el problema, sí contribuirán a paliarlo en mayor o menor medida.

Flexibilidad y estado de forma, ambas características pueden valer también para seleccionar o decidirte por unos modelos sobre otros. Cuanta menor flexibilidad y peor estado de forma, peor suele ser la técnica de carreray, por tanto, el drop más alto y la mayor amortiguación y estabilidad van a ser mejores para este tipo de corredores.

 Conoce tu tipo de pisada

1x1.trans Cómo elegir unas zapatillas de running

Ahora toca saber cómo pisas

Ver nota http://www.mdzol.com/nota/514788-pronador-neutro-o-supinador-aprende-de-que-forma-pisas/

Pronador: la mayoría de la gente prona en mayor o menor medida. La pronación es un mecanismo natural del pie para amortiguar e impulsar.

Neutro: el porcentaje de neutros es bastante alto. Si los pronadores suponen sobre un 60%, los neutros rondan el 35%. Aquí, el giro del pie se sitúa dentro de unos parámetros normales

Supinador: a pesar de la creencia popular, ser supinador es altamente improbable. Que se tenga el pie cavo o que se desgaste el talón por fuera -o la zapatilla en general- no indica que seas supinador. Solo un 4’5% de la gente supina y reúne unas características bastante particulares, arco alto y muy rígido. No existen zapatillas para supinadores, los supinadores utilizan zapatillas neutras flexibles, amortiguadas y estables, como la New Balance 1080 v4, Mizuno Wave Rider 17 o Saucony Progrid Ride 6.

Si llevas corriendo mucho tiempo con zapatillas neutras y nunca has tenido más problemas de lesiones que lo habitual (todos tenemos sobrecargas o alguna molestia en días que hemos hecho el cafre), por lo general y, aunque se prone, no cambiaría y seguiría utilizando zapas neutras.

¿Qué uso les vas a dar?

El uso que se le puede dar a una zapatilla puede ser muy diverso, tantos como compradores existen.

Tenes que saber por dónde vas a correr, a qué ritmos, cuánta distancia, qué clima y si vas a alternarla o no con otros modelos. Si corres por asfalto o superficies blandas. Finalmente en montaña tenemos calzado de trail que por tracción, protección y estabilidad está mucho más adaptado a esos terrenos y que, en cambio, no funciona bien en asfalto.

¿A qué ritmos vas a correr?

No es lo mismo entrenar a 4 min/km que a 5.30 min/km. Hay muchas zapatillas de entrenamiento que no van a ser muy buenas a ritmos vivos (4 min/km), por lo tanto, tendrás que acotar la búsqueda a modelos de entrenamiento ligero.

¿Son para competir? ¿En qué distancia?

No es lo mismo querer una zapatilla para competir y entrenar, que solo para competir. Si quieres un modelo exclusivo para competir, puedes arriesgar un poco más, buscar un modelo más rápido, menos amortiguado… En cambio, si quieres una zapatilla para ambas cosas, primará el entrenamiento a la competición.

¿Qué trato les vas a dar?

Si sos un corredor habitual, haces unos 40 kilómetros semanales o más y vives en una zona calurosa o lluviosa, quizá te interese adquirir un modelo específico para una parte del año, teniendo en cuenta que con ese volumen una zapaitlla durará medio año, puede que compense comprar algo específico ya que hay marcas que realizan versiones adaptadas al clima.

En definitiva

  • Es necesario conocer tus características y particularidades físicas.
  • Es necesario conocer cómo es tu técnica de carrera y tu estado de forma.
  • Es necesario conocer qué uso les vas a dar, a qué ritmos y por dónde vas a utilizarlas.
  • Es necesario conocer qué trato les vas a dar.

Teniendo esos cuatro puntos en cuenta y si tienes la suerte de que el vendedor es competente, sabrá orientarte perfectamente.

 

Fuente; Foro  de Atletismo

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 02:20
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 02:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"