Deportes

Los riesgos de tener una selección "Messidependiente"

Se sabe que Messi es un jugador diferente, pero también su documento marca que tiene 20 años y no puede caer toda la responsabilidad del seleccionado argentino sobre sus espaldas.

La gira realizada por Estados Unidos del seleccionado argentino no dejó mucho lugar para las  conclusiones, porque quedó demostrado algo que a esta altura parece ser una obviedad: sólo con el talento de Lionel Messi se pueden sostener las ilusiones de este equipo de Alfio Basile.

Pero este equipo de Basile no cuenta con variantes ni de nombres, por la calidad de Messi que son inigualables en estos tiempos, ni tácticas o estratégicas.

Y eso quedó demostrado en el partido amistoso jugado anoche ante Estados Unidos, en el que Messi es cierto que no tuvo una buena actuación, pero con el jugador del Barcelona en cancha el rival está predispuesto de otra manera.

Si Messi juega como lo hizo ante México, el seleccionado argentino tendrá muchas chances de ganar partidos, de gustar y golear, como sucedió en San Diego.

Y si al jugador del Barcelona lo acompañan como lo hicieron el miércoles pasado Sergio Agüero y Fernando Gago, quizás el futbolista de mejor rendimiento en esta gira, las esperanzas y las ilusiones irán incrementándose.

La sensación que quedó en el ambiente es que las chances del equipo sin Messi se reducirán ostensiblemente, porque desde lo individual no se lo puede reemplazar y desde lo táctico este equipo no tiene variantes, llámese jugadas con pelota parada, movimientos de distracción, cambios de frente, etc..

La esperanza de Basile pasa por lo que pueda llegar a rendir Juan Román Riquelme, quien aspira a que potencie la categoría de Messi, algo que puede llegar a darse siempre y cuando el talentoso jugador de Boca esté en buen estado, no como viene sucediendo.

Con Riquelme bien Messi puede llegar a ser mejor aprovechado, porque la pelota le llegaría más limpia como para poder desequilibrar.

Pero con el Riquelme de los últimos partidos en Boca, jugando parado en la mitad de cancha, cansado y a desgano, la situación se podría complicar.

Es probable que el domingo que viene ante Ecuador el técnico argentino ponga un equipo muy similar al que enfrentó a México, con tres hombres en el fondo, cuatro volantes, un enganche (Riquelme) y dos delanteros.

El arquero será Roberto Abbondanzieri, si no ocurre nada raro, la línea de tres la integrarán Nicolás Burdisso, Martín Demichelis y Gabriel Heinze.

En el medio está claro que Javier Zanetti y Maximiliano Rodríguez jugarán bien abiertos, con Javier Mascherano seguro como uno de los "doble cinco", pero su acompañante no está claro.

Delante de esa línea se ubicará Riquelme, titular indiscutido para Basile, con Lionel Messi y Sergio Agüero, los "chiquitos" como dice el técnico, bien adelantados.

En tanto, es probable que ante Brasil en Belo Horizonte el esquema sea diferente, pasando a defender con cuatro hombres atrás, pero eso recién se develará después del partido ante Ecuador, más teniendo en cuenta que Basile para un amistoso con Estados Unidos recién confirmó el equipo 20 minutos antes del partido.
En Imágenes