Muestra en el MAF que destaca el trabajo del tonelero

La exposición está compuesta por herramientas de tonelería que datan de 1910, contextualizadas con fotografías. Inaugura el jueves a las 20.30.

“En donde el vino descansa. El oficio del tonelero” es el título de la muestra que se inaugura el jueves 20 de ebrero a las 20.30 en el Museo del Área Fundacional (MAF, plaza Pedro del Castillo, Ciudad), como parte de los festejos por el vigésimo primer aniversario del museo.

La exposición está compuesta por herramientas de tonelería que datan de 1910, contextualizadas con fotografías, elementos arqueológicos e investigaciones llevadas a cabo desde el Centro de Investigaciones Ruinas de San Francisco.

A propósito de las piezas que se exhibirán en esta oportunidad en el MAF, MDZ Online habló con el director del museo, Horacio Chiavazza, quien destacó que “la muestra se basa en exponer el trabajo de una industria muy importante por su vínculo con la economía vitivinícola”.

Gentileza Museo del
Área Fundacional
- ¿Qué objetos se exponen?

- Se trata de un repaso general del rol de la fábrica de los contenedores de vino. Desde piezas arqueológicas de cerámica que datan de los siglos XVII al XIX, como tinajas y botijas, hasta herramientas que sirvieron para manufacturar toneles y barricas de madera en el siglo XIX y XX. Esta exposición muestra el conjunto de herramientas que hicieron posible tal fabricación. Pero se contextualizan con fotografías de inicios del siglo XX que dan cuenta, junto a una narración, de los procesos de trabajo y las condiciones laborales de los trabajadores: los toneleros.

Gentileza Museo
del Área Fundacional
- ¿De dónde fueron recuperadas estas piezas?

- Las piezas arqueológicas, en su mayor parte, son de cerámica y se recuperaron en excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en la Ciudad de Mendoza de parte del Centro de Investigaciones Ruinas de San Francisco, dependiente de la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Mendoza. Pero el grueso de materiales expuestos se concentra en una reciente adquisición de herramientas donadas que formaron parte del conjunto utilizado por toneleros entre 1910 y 1920. Sierras, mazas, cepillos, tornos, cajones, etc., que permiten acercarnos al mundo del trabajo de aquellos tiempos. Estas herramientas, para muchos niños y jóvenes de hoy, son objetos extrañísimos, tanto como lo sería un celular y su funcionamiento para un tonelero de 1910. Aquí es donde la exposición trata de mostrar y aportar a nivel educativo. Esta adquisición de herramientas históricas permite conservar parte de un pasado generalmente postergado, el del mundo del trabajo. Hay que tener en cuenta que el museo del Área Fundacional expone y conserva valores patrimoniales de gran relevancia para Mendoza. En una provincia vitivinícola, la ciudad se asumió como capital del vino, por lo que nos propusimos avanzar en la exposición como un mecanismo educativo, en este caso, vinculando la vendimia con el trabajo, o una dimensión del mismo. Por ese motivo, las herramientas se acompañan con datos de alrededor de 1900 referidos a la situación laboral y social de los toneleros, desde cuántos había hasta cuál era su salario en el contexto de la época. A su vez, se repasa la relevancia de esta dimensión de la producción vitivinícola. Sin estos materiales no habría almacenamiento ni transporte. Esas personas garantizaban que la producción alcanzara un valor económico de relevancia, al permitir que la calidad mejorara y su distribución fuera segura.

- Te referiste al mundo del trabajo como un pasado generalmente postergado, ¿no es contradictorio esto cuando, justamente, en la Fiesta de la Vendimia se insiste con que se resaltan los esfuerzos de los labradores?

- Justamente, y en particular la museografía regional, no ha puesto sobre el tapete al mundo del trabajo como digno de exponerse. Si bien existen algunas referencias, no ha sido prioridad en las agendas de los museos. Rescatar objetos del trabajo como evidencias de operaciones que llevaban a cabo en su cotidiana subsistencia hombres vinculados a la industria, porque no registramos por ahora trabajo de mujeres toneleras, en tiempos de vendimia, es una aporte para ese lado y como contracara de aspectos, si se quiere, más mundanos. Es más, si observás cómo aplican artefactos del trabajo en bodegas for export, gran parte de ellos hacen las veces de elementos decorativos, acompañan la venta, pero pocos, muy pocos, detallan o al menos referencian tales objetos con el mundo de la producción, y más aún, de las personas que los manipulaban para producir. En esto queremos hacer énfasis al mostrar las herramientas vinculadas al proceso industrial más identitario para los mendocinos.

La muestra comienza el jueves, la historia de la vitivinicultura en Mendoza tiene siglos.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|03:54
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|03:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic