Deportes

Mónaco desmintió que piense retirarse

El tenista tandilense, que lleva casi seis meses sin ganar, desmintió rumores que circulaban sobre su posible retiro.

El tenista argentino Juan Mónaco, preso de una racha negativa de casi seis meses sin cantar victoria, desmintió hoy los rumonres que circularon en torno a un posible retiro y fue más allá cuando aseguró que su meta profesional apunta a participar de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en 2016.

"Estoy falto de confianza y sin ritmo de partidos, eso es cierto, pero ni se me cruzó por la cabeza la idea de retirarme, eso lo desmiento. Si se comenta algo así ahora que estoy 40 del mundo, no quiero imaginarme que dirán si pierdo un par de veces más y quedó 80 en el ranking", subrayó "Pico" en diálogo con Télam.

El tenista nacido en Tandil hace 29 años, 42do. en el ranking mundial de la ATP, participó de una rueda de prensa en la carpa de Claro, uno de los principales auspiciantes del ATP de Buenos Aires, y luego se prestó amablemente al diálogo con Télam para aclarar algunos temas puntuales sobre versiones que circularon en las últimas dos semanas.

"Mi meta profesional es llegar a los Juegos de Río 2016 y después sí pensaré en retirarme, eso quiero dejarlo bien claro, porque uno pierde un par de partidos y surgen múltiples especulaciones", enfatizó el tandilense, integrante del equipo argentino de Copa Davis y campeón en Buenos Aires en 2007.

Mónaco quedó eliminado en la ronda inicial del ATP porteño el martes por la noche al perder con el español Albert Ramos (92) por 6-7 (3-7), 6-4 y 6-2 en la ronda inicial del certamen que se juega en cada febrero en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, en el barrio porteño de Palermo, y ese traspié profundizó su mal momento.

Es que "Pico" ganó su último partido oficial en agosto del año pasado en el torneo estadounidense de Winston Salem, ante el francés Nicolás Mahut, luego se despidió de ese certamen al perder con el ucraniano Alexandr Dolgopolov y más tarde hilvanó cuatro derrotas seguidas en primera ronda y otras dos en Copa Davis.

El tandilense cayó en sus debuts en el US Open ante el alemán Florian Mayer, en Tokio con el finlandés Jarkko Nieminen, en Australia frente al letón Ernests Gulbis y la mencionada en Buenos Aires frente al catalán Ramos, un tenista de menor jerarquía.

A esas derrotas sumó otras dos en la Davis, en septiembre pasado en Praga ante el checo Radek Stepanek, y el Mar del Plata el 31 de enero último frente al italiano Fabio Fognini, sin dudas golpes duros para un tenista que se había acostumbrado a ganar seguido.

"Estoy con cero confianza, eso lo tengo claro, pero seguiré entrenando y si gano un par de partidos esto se revierte. Es obvio que me siento triste porque perder en Buenos Aires duele, uno juega todo el año afuera y quiere lucirse ante su gente, pero a veces no se puede", añadió el tenista, hincha fanático de Estudiantes de La Plata.

Mónaco efectuó un repaso de lo que fue su carrera y abarcó varios temas, como su participación en la Davis, su triunfo más importante, y la amistad que mantiene con el español Rafael Nadal, el número uno del planeta.

"Jugar la Copa Davis es único, es algo difícil de igualar, se sienten sensaciones diferentes al circuito y la adrenalina es otra.

Quizá sea comparable con estar en la final de un Grand Slam, pero como eso no lo viví no puedo opinar con autoridad", expresó Mónaco.

"Si tengo que elegir mis mejores triunfos, sin dudas fueron cuando le gané a "Guga" Kuerten en Miami, en 2004, porque vencí a mi mayor ídolo en el tenis, y también cuando levanté el trofeo en Buenos Aires, ante mi gente", recordó Mónaco, quien le ganó la final en 2007 al italiano Alessio Di Mauro.

¿Qué sentís?
100%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|07:17
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|07:17
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes