Las consecuencias de ver películas de terror

Este tipo de cine es preferido, según los especialistas, por gente a la que le gustan los deportes estremos. Pero tiene un pro.

¿Sos una de esas personas a las que les gustan las películas de terror? ¿Disfrutás asustándote con fantasmas, monstruos, asesinos seriales? Ser fanáticos de este tipo de cine tiene sus pros y sus contras, aunque, para ser sinceros, para ellas se describen un pro y muchos contras, tanto físicos como psicológicos.

De acuerdo a un artículo publicado por el portal http://lamenteesmaravillosa.com/, aunque no lo detectemos, las películas de terror producen en nosotros consecuencias que no son del todo benéficas para la salud física y mental.

En el artículo se asegura que las personas a las que les gustan las películas de terror también se sienten atraídas por los deportes extremos (sin que necesariamente los practiquen), porque esquivar la muerte las hace sentir más vivas.

Ver una película de terror afecta el cuerpo al incrementar el ritmo cardíaco, y en personas con enfermedades coronarias, pueden aumentar el dolor de pecho y la presión arterial. Además, pueden aumentar los niveles de adrenalina y cortisol, y lo que es peor, desencadenar recuerdos de eventos traumáticos.

Nada leves los efectos físicos, pero los psicológicos pueden ser peores. Y es que ver una película de terror genera en las personas miedo, ansiedad, insomnio, fobias y traumas mentales.
El insomnio es inmediato y puede persistir varios días, y este, acompañado de pesadillas, llegaría a afectar seriamente la salud mental y física.

Luego de ver una película de terror, la persona puede comenzar a temerle a la oscuridad, además de recaer en llanto, gritos, temblores y náuseas. También la ansiedad puede hacerse presente, con consecuencias que, en el caso de los niños, se maniestarán en la edad adulta.

Desarrollar fobias a ciertos animales, a la sangre, la altura y los espacios cerrados y trastornos de estrés postraumático también pueden ser derivaciones de las películas de terror.

Pero no todo es tan malo, puesto que ver una película de terror tiende a desensibilizar a una persona a la violencia, creando un impacto en el comportamiento que ayuda a reaccionar de manera menos sobresaltada ante situaciones difíciles en la vida real. Así, las películas de terror se convierten en una herramienta eficaz para el tratamiento de los miedos y las fobias.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|04:21
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|04:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016