Deportes

Sergio Hernández: "Nadie tiene cerrada la puerta de la Selección"

El técnico del seleccionado argentino de básquet, que ayer sacó pasaja a los Juegos Olímpicos, asegura que todos pueden tener una chance. "Confío también en los jugadores que no vinieron al Preolímpico", señaló.

Sergio Hernández (Bahía Blanca, 1963), técnico de la selección argentina que logró el pasaporte a los Juegos Olímpicos de Pekín'08 tras vencer a Brasil por 91-80 y que le disputará la medalla de oro del preolímpico FIBA Américas 2007 a Estados Unidos, manifestó a EFE que "ningún jugador en su país tiene cerrada la puerta de la selección".

"Creo firmemente en los argumentos de los jugadores que no están aquí y por tanto no puedo tomar represalias al respecto", indicó el seleccionador albiceleste, que atendió a EFE en el hotel en el que se hospeda la delegación argentina, en la ciudad de Las Vegas.

"Aquí no vendrá nadie que no demuestre un compromiso con la selección, y no hay un solo día que los Ginóbili y compañía no llamen a sus compañeros para interesarse por ellos", dijo.

Respecto al modo en que Estados Unidos confeccionó la plantilla de este torneo, que premia la estancia de los jugadores en Las Vegas con su presencia también en Pekín, Hernández comentó: "Ellos pueden hacer eso porque no llevan los últimos diez años jugando con la selección en cada torneo".

"Ginóbili, Oberto, Sánchez, Wolkowisky, Nocioni, Herrmann... todos llevan ese tiempo acudiendo a la selección cada vez que termina su temporada, una y otra vez, sean preolímpicos, mundiales, sudamericanos, concentraciones... decidieron ponerse en manos de otros para jugarse la clasificación y yo no les voy a cerrar la puerta", aseguró.

"Cualquier país merece tener los mejores jugadores que puedan estar disponibles en cada torneo", añadió.

Sobre el gran juego desplegado por su equipo a lo largo de la competición, comentó que esperaba "estar en este lugar", aunque admitió haber llegado hasta la final "con un volumen de juego mucho mayor" al que imaginaba. "Llegamos a las semifinales de manera casi óptima, de la mejor manera que podíamos", aseguró.

Hernández se deshizo en elogios hacia la labor realizada por sus jugadores desde la fase de preparación del torneo. "El sentimiento que tengo hacia mis jugadores es de orgullo; se sienten ganadores y están comprometidos con una causa, ojalá pudiera uno sentir esto siempre con los jugadores que dirige", afirmó.

"Todos supieron dejar atrás cualquier atisbo de protagonismo, lo han dado todo por el equipo y en ese sentido, ninguno deja de sorprenderme cada día, pero lo que hay sin duda son confirmaciones", manifestó con orgullo Hernández.

"Se ha confirmado que Paolo Quinteros es un jugador de nivel internacional, que Román González ha hecho una tarea espectacular, que Leo Gutiérrez es el mejor jugador de la liga argentina en los últimos años con diferencia... Lo Grippo, Sandes... todos han ratificado su calidad sobradamente", aseguró.

Los sorprendentes resultados que está consiguiendo este equipo los aglutina el técnico en una sola palabra: implicación.

"Esa no es una tarea mía la verdad; algo tendré que ver, pero es algo que ocurre en este grupo desde hace varios años, desde la camada de 2000, que empezó a demostrar que las cosas se consiguen no sólo con talento, sino con compromiso y con la idea de hacer los sueños realidad", dijo.

Además, el técnico admitió que relevar en el cargo a Rubén Magnano, que consiguió el oro olímpico en 2004, "fue duro". "Resultó bastante polémico. Su salida fue sorpresiva y no se hablaba de otra cosa, pero bueno, llegué a un grupo que llevaba casi 10 años juntos y me beneficié del conocimiento que ya tenían los jugadores entre ellos", continuó.

Hernández, que tiene contrato con la Federación argentina hasta 2008, ha firmado por dos temporadas con Peñarol de Mar del Plata después de que se cambiara la figura del seleccionador de a tiempo completo, a tiempo parcial, pero no descarta entrenar algún día en la Liga ACB de España tras su paso por el Lobos Cantabria de la LEB en el 2002.

"Entrenar en ACB sería un reto, es algo que se podría dar y en cierta manera depende de mí, pero no en demasía porque son los equipos quienes nos eligen; lo único que te va a hacer llegar a un lugar mejor que en el que estás es hacer un buen trabajo en todo momento", concluyó
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|04:45
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|04:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016