Deportes

"El Cid" Pierce acaba con los Lakers en Boston

Los Ángeles Lakers sucumbieron 98-88 en Boston, en una gran noche de Kevin Garnett y Paul Pierce, para que los Celtics se adelanten 1-0 en la gran final de la Liga Norteamericana de básquetbol.

El equipo californiano fue víctima del infernal ambiente del TD Banknorth Garden, de la mala noche de un Kobe Bryant que también tiene derecho a ser humano y, sobre todo, a la comunión casi mística que se produjo entre los 18.624 espectadores que abarrotaron las gradas y Paul Pierce.

Una lesión cambio el partido
El primer partido de la final de la NBA se ajustaba perfectamente al guión preestablecido (marcador apretado, Celtics muy agresivos y Lakers aguantando el tirón) hasta que Paul Pierce se lesionó en el tercer cuarto. A partir de ese instante lo que pudo ser una tragedia para los míticos verde, los Lakers dominaban 58-62, el partido se tornó en una batalla épica. Pierce se retiraba al vestuario entre ostensibles gestos de dolor. El público de Boston se echaba las manos a la cabeza al ver a su jugador sentado en una silla de ruedas... pero Pierce se recuperó y regresó al banquillo entre los vítores de un público enardecido. Para añadirle un poco más de pimienta el alero se puso a calentar sobre una bicicleta estática a la vista de todos... hasta que saltó al parquet. Pero a diferencia de nuestro ‘Cid Campeador’, que salió a combatir muerto para dar ánimo a sus tropas, el bueno de Pierce dio un vuelco al partido con dos triples prácticamente consecutivos al final del tercer cuarto.

No se le pueden pedir imposibles a Kobe
En el cuarto cuarto los Lakers lo confiaron todo a la inspiración de Kobe Bryant, pero parece que por una noche la inspiración abandonó al mejor jugador del mundo. La gran estrella de los californianos se mostró fallona y muy egoísta, y no pudo liderar la remontada de su equipo (sus compañeros no estuvieron mejor que él).

La venganza es un plato que se sirve frío
Por su parte Pau Gasol se las tuvo tiesas con un Kevin Garnett tremendamente motivado. 'La Sombra' se encargó de sostener a los suyos en el partido durante los dos primeros cuartos, mientras que en la segunda mitad apareció en los momentos en los que no llegaba Pierce para impedir que los Lakers les remontasen. El de Sant Boi acabó el partido con 15 puntos, 8 rebotes (todos ellos en la segunda mitad) y 4 asistencias, mientras que Garnett se fue a los vestuarios con 24 puntos y 13 rebotes y un mate en el último minuto para 'vengarse' del que le hizo Pau en su año de novato en los Grizzlies.

Las asignaturas pendientes de L.A.
Mucho tendrán que cambiar los Lakers si en la madrugada del domindo al lunes quieren ganar en Boston. Parar a Kevin Garnett, mejorar la aportación de sus joven banquillo y no dejar toda la responsabilidad en mano de Kobe Bryant son algunas de sus asignaturas pendientes.
¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
7 de Diciembre de 2016|09:45
1
ERROR
7 de Diciembre de 2016|09:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes