Deportes

El Barcelona se defiende en el caso Neymar

El club catalán difundió hoy el acuerdo completo para la tranferencia del jugador, incluso el salario del crack.

El nuevo presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, defendió hoy que el fichaje del crack brasileño Neymar ascendió a 57,1 millones de euros, e hizo públicos los detalles de la operación más los acuerdos vinculados a la misma, que elevan el gasto del club a unos 86,2 millones de euros.

"Se ha abierto un debate en las últimas semanas y se nos ha puesto en duda, pero no hemos mentido en ningún momento. Perdimos a (Alfredo) Di Stéfano en los despachos, pero no perderemos a Neymar", aseguró desafiante Bartomeu, un día después de que Sandro Rosell, presionado por la justicia, renunciara a la presidencia de la entidad.

"El padre del jugador nos autorizó a levantar la confidencialidad de los contratos porque considera injusta la situación", añadió el directivo, que defendió a capa y espada el fichaje del astro brasileño y atribuyó a Sandro Rosell toda la responsabilidad.

Asimismo, agradeció a Neymar porque el jugador prefirió "venir a nuestro club en vez de otras ofertas que le pagaban más. Él quiso venir aquí porque quería jugar con Messi".

Rosell dejó ayer la presidencia del Barcelona, al argumentar que había sido víctima de amenazas tanto él como su familia y tras ser aceptada una demanda en su contra por supuestas irregularidades en relación con el contrato del astro brasileño.

"Las razones son personales, hay un tema de amenazas, esto es una causa más, pero no es la única. También está la querella. Hemos hecho todos los esfuerzos para que no dimitiese pero ha sido imposible", remarcó el sucesor de Rosell.

Bartomeu aseguró que culminará su mandato y no convocará elecciones anticipadas y que tampoco renunciará si es imputado por la justicia en el "caso Neymar", algo que puede suceder, ya que el contrato con el ex delantero del Santos también lo firmó él.

Para dar una muestra de transparencia, el directivo anunció que el club haría público, por primera y única vez, los detalles del contrato con el jugador paulista y así lo hizo, aunque sin mostrar documentos oficiales.

Raúl Sanllehí, responsable de la sección de Fútbol, explicó con una proyección de gráficos las cifras del fichaje, comparándolas con las aparecidas en la prensa, que según indicó, suman conceptos que no corresponden a la realidad e incluyen el sueldo del jugador u otros acuerdos asociados.

Sanllehí insistió en el coste del traspaso: 57,1 millones y negó que por los amistosos con el Santos, el Barcelona se haya comprometido a pagar 9 millones.

“Los dos partidos son gratuitos, uno ya se ha jugado y no sólo no hemos pagado nada sino que ingresamos 2,5 millones del Gamper. Nos toca ir allí y la taquilla será para ellos. Lo que hay es una multa de 4,5 si no vamos”, explicó.

Según relató, la contratación fue "una odisea", porque el club se había hecho un acuerdo años antes del fichaje con la empresa de los padres de Neymar (N&N), que decidía a dónde iba a ir el jugador cuando quedara libre en 2014. Para esa operación, con una penalización de 40 millones de euros, avanzaron 10 millones de euros.

Sin embargo, en 2013, el jugador fue tentado por otros clubes -que no especificó- que estaban dispuestos a pagar 60 millones más la penalización, cifra que luego elevaron hasta 100 millones, explicó el directivo culé. El jugador decidió igualmente irse al Barcelona.

Sanllehí indicó que el fichaje incluyó, además, un pago de 17,1 millones de euros al Santos, más un Bonus de 2 millones de euros, condicionado a que el jugador quedara entre los tres finalistas del Balón de Oro durante los próximos años.

Entre otros detalles, el Barcelona explico que se comprometió a pagar al jugador 11,3 millones durante cinco años, además de una comisión para su agente del 5%, es decir, un total de 2, 5 millones de euros más.

También se explicó que aparte del fichaje del jugador, el club hizo otros acuerdos, uno con el Instituto Neymar, fundación del jugador, para proyectos sociales, por 2,3 millones de euros durante cinco años.

Finalmente, el club catalán suscribió un acuerdo de colaboración con el Santos por 7,9 millones de euros, para asegurarse jóvenes promesas, y otro con una empresa del padre del jugador, por 2 millones de euro más para supervisar la evolución de los futbolistas que le interesaban al club.

El total aproximado de estos acuerdos suponen un desembolso de 86,2 millones de euros", dijo Sanllehí, aunque subrayó que ese número "no dice nada" respecto al fichaje de Neymar.
En Imágenes