La "cara" de Marte y otros descubrimientos misteriosos
Hace pocos días no estaba y la NASA la fotografió. Otros hallazgos misteriosos en el espacio, para los que también hay explicaciones racionales.
La misteriosa “aparición” de una roca en Marte, captada por el rover Opportunity en un lugar donde "no había nada doce días antes" —según la NASA—, ha sido el último de una serie de descubrimientos que alimentan la curiosidad por el espacio —teorías “conspiranoicas” incluidas— y que en su gran mayoría tienen una explicación lógica.

Ubicada en la región de Cydonia, la misteriosa 'cara' fue objeto de diversas teorías: desde que fue esculpida por una civilización marciana hasta que se parecía al rostro de la famosa gran esfinge de Gizeh, en Egipto. La NASA echó por tierra toda especulación con la explicación más simple y lógica: se trataba de una meseta erosionada —de 3 kilómetros de largo por 1,5 kilómetros de ancho— con una gran formación rocosa en el centro. La ilusión óptica se conseguía gracias a la iluminación solar, que dotaba al montículo la apariencia de un rostro humano. Décadas después de las fotografías de la NASA, la ESA tomó las suyas propias sobre la región de Cydonia, que vinieron a corroborar lo dicho por los estadounidenses. La famosa 'cara' de Marte inspiró además numerosas películas y series de ciencia ficción, como la estadounidense Expediente X de Chris Carter y el largometraje Misión a Marte de Brian de Palma.

Pirámides en el Planeta Rojo

Las formas piramidales no son únicas de nuestro planeta. Sin salir de Marte, hubo dos casos de descubrimientos de pirámides: el primero fue una roca, localizada por el rover Curiosity de la NASA. Del tamaño de una pelota de fútbol, fue el primer objeto marciano analizado por este robot. La pequeña roca fue bautizada con el nombre de 'Jake Matijevic' en honor a un ingeniero de la NASA que había fallecido recientemente. Su extraordinaria forma de pirámide despertó la imaginación de muchos, pero cinco días después de su análisis llegaron los resultados: su composición química "inusual, pero bastante conocida" se asemeja a la de una roca ígnea como la que se puede localizar en muchas zonas volcánicas de la Tierra. Para hablar del segundo caso de una pirámide en Marte hay que viajar hasta la región de Cydonia, en donde se encuentra la meseta con forma de 'cara'. No muy lejos de allí hay otra forma que también ha llamado la atención: se trata de un montículo geométrico visto desde el espacio y que informalmente se conoce como la 'Pirámide D&M', alimentando el imaginario popular y la teoría de una arquitectura alienígena en ese planeta.

El emoticón feliz

Parece un garabato hecho por un niño de tres años, pero en realidad es un cráter de Marte denominado Galle. La imagen de la izquierda corresponde a la captada por la sonda Mars Express de la ESA (la Agencia Espacial Europea) en 2006, aunque fue la sonda Viking 1 de la NASA la primero en descubrir el smiley. Los 'ojos' y la 'sonrisa' no son sino sedimentos acumulados debido a la actividad eólica en ese cráter, que debe su nombre al astrónomo alemán J.G. Galle —que dio nombre al planeta Neptuno—.

Grietas en las lunas de Saturno

La sonda Cassini de la NASA tomó en marzo de 2013 la imagen de una peculiar fractura en la superficie de la luna helada Rea de Saturno. Esta hendidura, aparentemente reciente, consiste en un estrecho arco bordeado por acantilados a ambos lados. Todavía no ha habido una explicación oficial sobre esta fractura en concreto, aunque lo más probable es que sea consecuencia del sistema tecnónico de fallas presente en el satélite y que la NASA documentó en más de una ocasión. Una forma similar fue fotografiada por Cassini en otra luna de Saturno, en concreto, Encelado. En este caso se trata de unas grietas atigradas arrojan hielo al espacio desde el interior helado de la luna, creando una nube de finas partículas de hielo sobre su polo sur, y originando al mismo tiempo un misterioso anillo en Saturno denominado anillo E. Aunque algunas teorías hablan de oceános subterráneos que respiran a través de esas grietas, lo que esconden en realidad es todavía una incógnita.

¿Un OVNI en Marte?

En marzo de 2004, el robot de la NASA Spirit captó un misterioso objeto luminoso en el cielo mientras se encontraba escaneando parte de la superficie marciana. "Al observar el cielo de Marte con el filtro verde de su cámara panorámica, el Spirit se ha encontrado con una sorpresa: un rastro en el cielo", dijo entonces el comunicado de la agencia estadounidense. Distintas teorías surgieron entonces: platillos volantes, meteoritos o sondas espaciales antiguas, y hasta la NASA lo documentó bajo el irónico título de Es un pájaro, es un avión, es una... Nave espacial? "¿Es ésta la primera imagen de un meteorito en Marte, o una imagen de una nave espacial enviada desde otro mundo? Puede que nunca lo sepamos, pero seguimos buscando pistas". Un año más tarde de ese descubrimiento, los científicos de la NASA dijeron que el objeto era una estrella fugaz. El hexágono de Saturno Ubicado sobre la atmósfera del polo norte del planeta, el hexágono de Saturno es uno de los fenónemos más curiosos del Sistema Solar. Según señaló el pasado mes de diciembre Andrew Ingersoll, miembro del equipo de imágenes de Cassini en el Instituto de Tecnología de California en Pasadena, el hexágono "es sólo una corriente de aire". Mientras que "un huracán en la Tierra normalmente dura una semana, esto ha estado aquí durante décadas, o quién sabe, tal vez siglos", añadió. Tras el análisis de unas imágenes captadas por la sonda Cassini, otro de los investigadores, Kunio Sayanagi, explicó que "la corriente en chorro hexagonal actúa como una barrera, algo similar a lo que ocurre en la Tierra con el agujero de ozono antártico".
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó7/10
Opiniones (0)
22 de Septiembre de 2014|19:15
1
ERROR
22 de Septiembre de 2014|19:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"