Un paraíso de 50 años fue talado porque sus raíces perjudican una vivienda

Algunos vecinos de Alto Dorrego se preocuparon porque afirmaban que la tala era ilegal y no estaba autorizada. Luego se supo que el añejo espécimen había sido podado por la Municipalidad de Guaymallén, ya que sus raíces entraban al interior de una casa, afectando el servicio de cloacas y gas.

El boulevard Dorrego, en el distrito del mismo nombre en Guaymallén, es uno de los paseos que los vecinos de la zona saben disfrutar a toda hora. Desde temprano, pueden verse corredores buscando mantener la forma, mientras que a la tarde algunos jóvenes se juntan a tomar mate aprovechando la tibieza otoñal.

Sin embargo, uno de los especimenes más antiguos de ese corredor que llega hasta la costanera –y más allá, el hipermercado Makro, para que puedan ubicarse- tuvo que ser talado por la Municipalidad de Guaymallén. Los obreros de la Dirección de Bosques de Guaymallén han comenzado primero por las frondosas ramas para continuar después con la base del tronco, segando así más de cincuenta años de sombra.

Algunos vecinos no se dieron por enterados, quizás por la cotidianidad de contar con este “Paraíso” que, según los entendidos, se encontraba allí antes de que las primeras casas comenzaran a construirse en el denominado Alto Dorrego. Así, hubo algunas llamadas telefónicas a MDZ que alertaron que el árbol habría sido cortado por particulares.

Una vecina aseguró que, si bien desconocía las razones del talado, “los empleados del municipio lo habían podado pésimo, parece mutilado”. Lo decía, mientras su pequeña hija repetía al mismo tiempo sus palabras.

Unas cinco casas más allá de la dirección citada, un señor apenas había notado la ausencia, aunque suele sacar todos los días, a la misma hora, la silla a la vereda.

En la esquina, otro vecino se lamentaba de la pérdida, en tanto que otras señoras apenas querían referirse al asunto.   

Sin embargo, según una mujer que no quiso identificarse, pero que reside en Dorrego 3088, donde todavía se encuentra lo que queda del árbol, el espécimen “fue cortado por la municipalidad, ya que las raíces estaban deteriorando mi casa”.

Sucede que la antigua corteza había comenzado a prolongarse bajo tierra, afectando los servicios básicos. “Las raíces comenzaron a extenderse hacia el garaje, y además estaba obstruyendo la red cloacal y la alimentación del gas”, se quejó la señora, y señalaba una mancha de humedad en la pared como consecuencia del deterioro.

La mujer, que alquila la vivienda damnificada por el árbol, aseguró también que la municipalidad iba a proceder a colocar otro árbol en el mismo sitio.

En el área de Espacios Verdes de la Municipalidad no pudieron confirmar la poda, ya que no se encontraba ninguna autoridad presente en la oficina. Pero una empleada recalcó que, “si el forestal –tal como le llaman- estaba afectando la vivienda o había provocado el levantamiento de la vereda, entonces el vecino tiene que hacer una presentación formal en la Dirección de Recursos Naturales de la Provincia”.

Este organismo, según la empleada, es el único ente estatal que puede autorizar la poda o que se saque un árbol, si las circunstancias lo ameritan. “La municipalidad sólo procede si cuenta con el aval de Recursos Naturales”, explicó la empleada.

Por lo pronto, del viejo “Paraíso” sólo quedaban un millar de astillas en la vereda, mientras un grupo de hombres cargaba sus restos en una camioneta, para ser vendidos como leña para el frío otoño que estamos padeciendo por estos días.
Opiniones (2)
24 de septiembre de 2017 | 20:51
3
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 20:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. aguante el alto dorrego compadre!!! el mejor lugar..
    2
  2. GENTE DE MDZOL, POR FAVOR NO PONGAN MAS ESTAS NOTAS DE RELLENO, QUERIDISIMO ULISES NARANJO, QUE TU EQUIPO SEA UN POCO MAS SERIO.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'