Todo sobre la Primera Guerra Mundial

El periodista Santiago Farrell acaba de publicar un libro necesario a un siglo de la Gran Guerra, el primer conflicto que involucró al planeta.

Los grandes acontecimientos de la Historia están conformados por pequeños momentos, por pequeños relatos, por mínimos hechos que, en la sumatoria, marcan a la humanidad.

En 1914, un siglo va a cumplirse este año, un asesinato sirvió como excusa para desencadenar un conflicto armado que se suponía que concluiría en unos meses pero que terminó durando cuatro años y que durante dos décadas fue conocido como la Gran Guerra, denominación que luego terminó mutando a Primera Guerra Mundial, debido a la otra enorme guerra que comenzó a fines de la década de 1930.

A propósito de los cien años del primer conflicto armado que involucró a gran parte del planeta, Santiago Farrell acaba de publicar Todo lo que necesitás saber sobre la Primera Guerra Mundial (Paidós), un compilado de breves textos que abarcan a la Gran Guerra desde pequeños y contundentes relatos que muestran al conflicto desde lo estratégico, lo tecnológico, lo político, lo social, lo económico y hasta lo familiar, pero, especialmente, desde lo humano.

Mientras ofrece información sobre los momentos y hechos más importantes de la Gran Guerra (desde sus motivos aparentes a los más ocultos, desde las decisiones militares al desarrollo de la tecnología bélica, desde las batallas más importantes a la incorporación decisiva de EEUU en el conflicto), Farrell también se detiene en la gente, y esto es una gran fortaleza de Todo los que necesitás..., porque, sin dudas, las secuelas de la miseria de las ambiciones humanas canalizadas a través de una guerra se siente en el Estado, en la industria, en el agro, en la economía en general, pero impacta definitivamente en las personas.

La adhesión de la gran mayoría de la población a la decisión de comenzar una guerra, la incorporación de la mujer al mundo del trabajo, los traumas de quienes huían de las balas enemigas y terminaban siendo fusilados, el traslado en taxi de los soldados franceses al frente de batalla, el soldado, la participación de los aborígenes estadounidenses, la condecoración Legión de Honor para una paloma mensajera, el soldado inglés que le perdonó la vida a Adol Hitler sobre el final de la guerra. Sólo algunos de los puntos concretos y puntuales en los que Farrell se detiene para mostrarnos la guerra de otra manera, no para sacar conclusiones políticas, militares, sociológicas o filosóficas de ella, sino para sentir su horror en la piel.

Y para reforzar esto, cada uno de los capítulos incluye información extra en forma de destacados.

A un siglo de la Gran Guerra, todavía queda mucho por analizar de ese conflicto que fue pensado para unos meses y se extendió durante años, que inauguró la guerra de trincheras, que estrenó en sus campos de batalla el tanque, que sembró la semilla de la Segunda Guerra Mundial y de lo que sería el mundo de allí en adelante. A un siglo de la Primera Guerra Mundial, cuando parece que tan poco hemos aprendido como especie sobre la imperiosa necesidad de evitar los conflictos armados, un libro como Todo los que necesitás... se hace necesario, porque no habla sólo de números, sino, principalmente, de la gente.

Alejandro Frias

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|07:19
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|07:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic