Cuando la ciencia investiga estupideces

En Michigan, un grupo de astrofísicos de la Universidad Tecnológica rastrea la red social Twitter en búsqueda de viajeros del tiempo.

Gran parte de la investigación científica la pagamos nosotros, los ciudadanos, con nuestros impuestos. Por eso, cuando aparecen noticias como la que es motivo de este artículo, la indignación está más que justificada.

Ninguno de los casos que enunciaremos a continuación corresponde a Argentina, y no tenemos conocimiento de que se subsidien investigaciones como estas, pero nunca digas de esta agua no he de beber.

El caso es que un grupo de astrofísicos de la Universidad Tecnológica de Michigan (MTU) está rastreando Twitter ¡en busca de viajeros del tiempo!

Sí, como lo leyeron. Buscan viajeros del tiempo en Twitter.

La hipótesis de estos muchachos es que si hay alguien que venga del futuro y esté viviendo entre nosotros, es muy probable que se amine a mostrarse. ¿Y cómo lo haría? Anticipando hechos que saben que van a suceder.

Los investigadores (ya a esta altura, usemos esta calificación con cierto recelo) han elegido dos hechos importantes, el paso del cometa Ison y la elección del papa Francisco, para buscar en la red social del pajarito mencionen que adelanten estos dos hechos.

Por supuesto, si alguien pudo anticipar lo que sucedió con el cometa o la elección de un papa sudamericano, entonces, por supuesto, qué duda cabe, ¡viene del futuro!

Pero seamos justos. Los científicos de Michigan que buscan viajeros del tiempo no son los únicos que se embarcar (y consiguen que los financien) en investigaciones sin sentido, absurdas, estúpidas. De hecho, hay tantas investigaciones de este tipo, que todos los años se entregan, además de los Nobel, los Premios Ig Nobel, que se otorga a investigaciones científicas que responden a preguntas irrelevantes u obtienen conclusiones ridículas o desconcertantes.

Los premios Ig Nobel los entrega desde 1991 la revista Anales de la Investigación Improbable en honor al Ignatius Nobel, un ficticio hermano de Alfred.

A continuación, la lista de los premios Ig Nobel 2013, pero en internet podés encontrar la lista de los ganadores de todos los años.

Medicina a Masateru Uchiyama, Xiangyuan Jin, Qi Zhang, Toshihito Hirai, Atsushi Amano, Hisashi Bashuda Masanoriy Niimi por estudiar los efectos de escuchar ópera si te han trasplantado el corazón y eres un ratón: "Auditory stimulation of opera music induced prolongation of murine cardiac allograft survival and maintained generation of regulatory CD4+CD25+ cells".

Psicología a Laurent Bègue, Brad Bushman, Oulmann Zerhouni, Baptiste Subra, y Medhi Ourabah por confirmar experimentalmente que las personas que creen estar borrachas también piensan que son atractivas: "Beauty Is in the Eye of the Beer Holder': People Who Think They Are Drunk Also Think They Are Attractive".

Biología y astronomía a Marie Dacke, Emily Baird, Marcus Byrne, Clarke Scholtz y Eric Warrant por descubrir que cuando los escarabajos peloteros se pierden son capaces de volver a casa mirando a la Vía Láctea.

Seguridad e ingeniería a Gustano Pizzo por inventar un sistema electromecánico para atrapar secuestradores aéreos: el sistema lo deja caer a través de una trampilla, lo empaqueta, y luego lo deja caer a tierra –con un paracaídas, eso sí– mediante unas compuertas instaladas a tal efecto, donde la policía lo estará esperando tras haber sido avisada por radio. "Anti hijacking system for aircraft", patente EEUU #3811643, 21 de mayo de 1972.

Física a Alberto Minetti, Yuri Ivanenko, Germana Cappellini, Nadia Dominici, y Francesco Lacquaniti por descubrir que algunas personas serían capaces de correr sobre la superficie de un lago… Si esas personas y el lago en cuestión estuvieran en la superficie de la Luna: "Humans Running in Place on Water at Simulated Reduced Gravity".

Química a Shinsuke Imai, Nobuaki Tsuge, Muneaki Tomotake, Yoshiaki Nagatome, Toshiyuki Nagata, y Hidehiko Kumgai por descubrir que el proceso mediante el que las cebollas hacen llorar a la gente es aún más complicado de lo que los científicos suponían: "Plant Biochemistry: An Onion Enzyme that Makes the Eyes Water.

Arqueología a Brian Crandall y Peter Stahl por sancochar una musaraña muerta y luego tragársela sin masticar para luego examinar cuidadosamente todo lo expulsado en los días siguientes para así poder ver qué huesos se disuelven en el sistema digestivo humano y cuales no: "Human Digestive Effects on a Micromammalian Skeleton".

Paz a Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia, por hacer ilegal aplaudir en público y a la Policía de Bielorrusia por arrestar a un hombre con un solo brazo por aplaudir.

Probabilidad a Bert Tolkamp, Marie Haskell, Fritha Langford, David Roberts, y Colin Morgan por dos descubrimientos relacionados. El primero, que cuanto más tiempo lleve una vaca tumbada más probable es que se levante pronto; el segundo, que en cuanto una vaca se levanta no puedes predecir fácilmente cuanto tardará en tumbarse de nuevo: "Are Cows More Likely to Lie Down the Longer They Stand?"

Salud pública a Kasian Bhanganada, Tu Chayavatana, Chumporn Pongnumkul, Anunt Tonmukayakul, Piyasakol Sakolsatayadorn, Krit Komaratal, y Henry Wilde, por el conjunto de técnicas para tratar amputaciones de penes que describen en su informe "Surgical Management of an Epidemic of Penile Amputations in Siam". Eso sí, no son aplicables si el pene ha sido parcialmente comido por un pato.

¿Qué sentís?
69%Satisfacción15%Esperanza8%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre8%Indiferencia
Opiniones (1)
6 de Diciembre de 2016|18:47
2
ERROR
6 de Diciembre de 2016|18:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Excelente nota!!! ahora busquemos cerca de nuestros hogares, en los despachos del conicet, del iadiza, del inti, del inta y veamos cuantas maravillosas investigaciones ridiculas realizan nuestros afamados y escondidos investigadores con la platita de nuestros impuestos. LES ASEGURO QUE NOS VAN A SORPRENDER A TODOS!!!!
    1
En Imágenes